En temas amorosos existen todo tipo de estrategias para poder enamorar a aquellas personas que nos quitan el sueño. Es por ello por lo que son muchos los que se desesperan en busca de la forma de poder estar con esa persona que tanto les gusta. Una de las ideas más populares y efectivas es echar mano de frases para enamorar que saquen una sonrisa, y la web Frases.top sin duda nos ayudará con sus listas de frases para conquistar y otras muchas temáticas. Sin embargo, en ocasiones puede ser necesario buscar más ayudas. Una de las más investigadas, sin duda, es la psicología inversa.

¿Qué es la psicología inversa en el amor?

La psicología inversa es una técnica persuasiva que consiste en influir en una persona para que acceda a hacer lo contrario que se le pide. De esta forma, la persona influenciada tiene la sensación de actuar libremente.

Es importante tener presente que no se trata de una técnica infalible y que funciona más en unas personas que en otras. Habitualmente es una técnica utilizada por padres y profesionales con adolescentes, pues aquellos individuos que mejor responden a estos estímulos son los niños y jóvenes rebeldes.

Aunque su puesta en práctica pueda resultar intrigante, los profesionales no recomiendan establecer la psicología inversa como un patrón de comportamiento ni de comunicación, ya que podría resultar perjudicial en algunos casos para la relación entre dos o más personas. No debemos olvidar que se trata de un método en el que se establece una fuerte estructura de poder entre el sujeto que emplea esta psicología y la persona sobre la que se aplica, por lo que puede resultar hiriente para alguno de los dos.

Cómo usar la psicología inversa para enamorar o seducir

A menudo las personas que ponen en práctica este tipo de estrategias se guían por la creencia de que si muestras abiertamente tus intereses a una persona, esta deja de tener interés en ti. Al aplicar la psicología inversa, se busca que la persona que se quiere conquistar caiga rendida a sus brazos cuando se le está diciendo expresamente lo contrario.

Este comportamiento se manifiesta en numerosas ocasiones, sobre todo, en el llamado periodo de cortejo, cuando se trata de seducir y conquistar a la otra persona. Todos tenemos en la cabeza esa situación en la que un hombre o una mujer se inquieta porque la persona que quiere no le contesta los mensajes o llamadas de teléfono. En muchas ocasiones esta situación deriva en un tira y afloja en el que se dan largas fingiendo desinterés precisamente para conseguir lo contrario, que la otra persona se muestre especialmente interesada. Es decir, estamos acostumbrados a querer lo que no podemos tener, por lo que mostrar cierto distanciamiento en un inicio puede incrementar el interés de la otra persona.

Aunque en momentos puntuales se ponga en práctica la psicología inversa con fines amorosos, es importante no hacerlo de forma rutinaria. Si las bases de una relación se establecen sobre pequeños engaños, es posible que la misma se rompa por la falta de comunicación. Es importante tener en cuenta que la confianza es la mejor manera de tener una relación de pareja sana, sin comportamientos tóxicos que puedan dañar a la otra persona. Es por ello importante mantener siempre una buena comunicación y expresar de forma clara nuestros sentimientos y emociones.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo