Médicos y familiares de los pacientes recluidos en el hospital J. M. de los Ríos protestaron este lunes frente a ese centro de salud para denunciar la muerte de los cuatro niños que esperaban por trasplante de médula ósea. 

Los especialistas y los ciudadanos exigieron la dotación de insumos médicos del hospital, así como el restablecimiento de todas las áreas de ese centro de salud.

«Me están suspendiendo las quimioterapias de la niña por falta de aire acondicionado», dijo el padre de una paciente.

El doctor Huniades Urbina Medina, ex director del centro asistencial, indicó que las quimioterapias no se están cumpliendo como se debe en los niños, lo que hace que fallezcan más rápido.

La presidente del Colegio de Enfermeras de Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, indicó que en el hospital no hay medicamentos básicos como antibióticos.

«Hoy el tema es que las enfermeras están de luto. Cuatro niños fallecieron desde el 6 de mayo. Es momento de que exijamos que no mueran más niños. Venezuela, necesitamos de tu mano solidaria. ¿Dónde está la ayuda humanitaria? ¿Donde está la vida? No es nada más la quimioterapia, es que no tenemos antibióticos tampoco», añadió Contreras.