Ricardo Perafán, paramédico de la Cruz Verde, fue parte del equipo que atendió a Juan Pablo Pernalete luego de recibir un impacto en el pecho de una bomba lacrimógena en Altamira que le causó la muerte. Recibió resucitación cardiovascular por más de 40 minutos, sin éxito.

Perafán conocía al joven desde la infancia porque estudiaron juntos en el colegio.

El funcionario explicó que este miércoles atendieron a dos personas heridas por impacto de bomba lacrimógena.

Perafrán reveló que la brigada de primeros auxilios se siente insegura ante la represión de los cuerpos de seguridad del Estado. “Llegará un momento en el que hasta la misma gente de la Cruz Verde serán heridos, porque ya nadie respeta nada”, sostuvo.  

Llovera, de 20 años de edad, era estudiante de Economía de la Universidad Metropolitana de Caracas, donde tenía una beca deportiva.  


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo