Desde temprano los docentes del estado Táchira se concentraron a la altura de la Redoma del Educador en la avenida Libertador para protestar el pago de una quincena a medias, según indicaron y de ahí caminaron hasta empalmar con la avenida Carabobo para sumarse a un grupo de la sociedad civil que se concentró a la altura de plaza Tinoco.

En el primer punto el tráfico fue desviado por agentes de Politáchira que fue reforzado por un piquete anti motín del mismo organismo policial. En el segundo lugar, emblemático  por ser el sitio donde colectivos asesinaron al estudiante Daniel Tinoco en las protestas de 2.104 y por la quema de una tanqueta que adornaba el espacio dedicado a la Fuerza Armada Nacional en el mismo año, funcionarios de la brigada antidisturbios de la Policía Nacional Bolivariana se mantuvieron vigilantes a la protesta.

Dora Hernández, una vecina de San Cristóbal, salió con una bandera y la Constitución de la República “a aplicar el artículo 350 porque Venezuela queda con un presidente ilegítimo”.

“Por mis hijos y por nietos hasta la muerte porque Venezuela no puede seguir desangrada”, dijo la mujer.

Alberto Maldonado, presidente de la Federación de Trabajadores del Táchira, cuestionó las medidas que anunció la Constituyente en contra de la Asamblea Nacional por desconocer la juramentación de Nicolás Maduro.

“Cómo puede desconocer los que no tienen poder a los que llenaron las urnas con 15 millones de votos en 2015 para ser los representantes legítimos. La Asamblea Nacional tiene que tomar una decisión y es el desconocimiento de este gobierno de facto que se juramentó ante un tribunal de justicia que tampoco tienen la cualidad”, dijo Maldonado.

Algunos antiguos afectos al proceso revolucionario llevaron sus pendones de propaganda política y los reciclaron con mensajes sobre el artículo 350 del texto constitucional a propósito del segundo mandato asumido por Nicolás Maduro.

En la Universidad de los Andes, pese a que las actividades académicas estaban suspendidas previo anuncio de los sindicatos, encapuchados colgaron pendones en rechazo a la juramentación de Maduro lo que propició enfrentamientos con agentes de PoliTáchira.. La vía a la casa de estudios superiores fue cerrada por más de cinco horas.