Este jueves fue activado el servicio de Policía de Migratoria en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar por orden de Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia de Venezuela. 

«El gobierno desplegó a 80 funcionarios especializados en la lucha contra el crimen organizado internacional y de corrientes delictivas migratorias para el arranque de este servicio que busca el control migratorio durante el ingreso y egreso de las personas extranjeras al país», informó la cartera de Interior y Justicia.

Reverol explicó que los funcionarios atenderán a los pasajeros en las 50 taquillas de entrada y salida internacional con que cuenta este aeropuerto y esperan ir sumando funcionarios en los 74 puntos de control migratorio del país.

Se prevé que este cuerpo policial, adscrito a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se despliegue en todos los puestos de control de fronterizo de los estados Apure, Zulia y Táchira, que son fronterizos con Colombia, para la atención de situaciones irregulares en materia de migraciones.

«Con estas acciones seguimos profundizando las políticas en seguridad ciudadana, así como la investigación científica, el comportamiento de la criminalidad y el paramilitarismo colombiano, que se infiltra en nuestro territorio para desestabilizar a nuestro Patria», indicó un mensaje difundido este jueves por el Ejecutivo.

Según el gobierno de Nicolás Maduro, existe una campaña internacional de descrédito para promover la idea de que existe una migración masiva de venezolanos, sobre todo a países de la región, con la intención de allanar el camino para una invasión internacional.