Nuevos deslizamientos en la carretera del sector La Roca, en el estado Mérida, dejan incomunicada y sin agua potable a algunas comunidades de la zona.

Reportes de Twitter indican que las labores de remoción de escombros fueron suspendidas debido a la persistencia en la falla geológica que se generó el 1° de junio.

Raúl Darío Martínez, alcalde del municipio Zea, informó que la tubería principal que conduce el agua potable, así como una guaya fueron arrastradas.

Explicó que la situación se tornó más complicada debido a que el paso está completamente obstruido y será imposible de restituir en las próximas 24 horas.

La emergencia vial que ya lleva varios días, no ha podido resolverse debido a las condiciones naturales. Organismos nacionales y municipales inspeccionan la zona para buscar una salida.