La afluencia de turistas en  Nueva Esparta durante la temporada de Semana Santa decreció drásticamente en comparación con la de años pasados, dijo el gobernador Alfredo Díaz.

“Vimos con tristeza que menos de 30% de ocupación mantuvo la parte hotelera en Nueva Esparta, además de que vimos con preocupación que en sectores de algunos municipios del estado estuvieron sin luz, como también vimos hoteles que tuvieron que buscar agua en camiones para poder cumplir con los pocos turistas que tenían”, dijo Díaz,  citado por El Pitazo.

Considera que la crisis económica ha afectado la posibilidad de los venezolanos de viajar a la isla, por lo que insistió en la necesidad de un cambio de las políticas nacionales.  

 “Las islas de Margarita, Coche y Cubagua por primera vez en la historia reflejaron una catastrófica experiencia en materia de actividad turística, sobre todo en el flujo de visitantes, producto de la crisis económica que está pegando en definitiva para la recreación y distracción del venezolano”, expresó.

Con información de El Pitazo.