La versión impresa del diario El Nacional dejara de circular los sábados y lunes a partir de este 20 de agosto para optimizar los recursos y mantener el inventario.

«La voluntad de permanencia condujo a importantes sacrificios editoriales, como bajar la paginación y suspender temporalmente algunos productos», indicó la edición de este domingo.

También se destacó el apoyo que recibe el periódico de otros diarios del continente americano para mantenerse, debido a que no reciben papel del Complejo Editorial Alfredo Maneiro (Ceam).

En el texto, el diario aseguró que seguirá “sorteando los mecanismos de asfixia, los juicios, multas, medidas sancionatorias y la censura a través de los bloqueos en Internet“.