Agentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) custodian y bloquean varias zonas de Caracas y del país a menos de 24 horas de la juramentación presidencial de Nicolás Maduro.

El acceso a la zona central de la capital como la avenida Baralt desde la Cota Mil se mantiene cerrado este miércoles por los cuerpos de seguridad nacionales. Además, en distintas zonas del oeste como Capitolio y en el centro de Caracas se observó la presencia de estos funcionarios.

En Plaza Venezuela, los oficiales de la FANB se encargaron de instalar las alcabalas para registrar el tránsito vehicular por la zona. Lo mismo sucedió en la avenida Urdaneta desde la noche de este martes. Además, la avenida Bolívar amaneció con carteles propagandísticos sobre la juramentación de Maduro. 

Esta situación también se reportó en las principales ciudades del país como San Cristóbal (estado Táchira), Maracaibo (estado Zulia) y Barquisimeto (estado Lara).

El Grupo de Lima, organización internacional integrada por 12 países americanos, anunció el pasado viernes que no reconocerá la legitimidad del nuevo mandato de Nicolás Maduro. El único país que no firmó la declaración fue México. La organización exigió al gobierno venezolano que entregue el poder a la Asamblea Nacional, única institución estadal considerada legítima por el Grupo de Lima y demás organizaciones internacionales. 

Nicolás Maduro denunció la tarde de este miércoles durante una rueda de presa supuestos planes por partes del Grupo de Lima y Estados Unidos para perpetrar un golpe de Estado con ayuda de la oposición venezolana.

Ante esta situación, Vladimir Padrino López, ministro de Defensa,  anunció refuerzos en las delimitaciones del país ante supuestas amenazas por parte del Grupo de Lima luego de firmar el acuerdo en el que también prohibía el ingreso de la cúpula gubernamental venezolana a la capital peruana.