Médicos realizaron dos cirugías de emergencia con la luz de sus celulares en el quirófano del Hospital Central de San Cristóbal, estado Táchira, debido a que la planta eléctrica del centro de salud culminó su vida útil.

El hospital está a oscuras desde este miércoles en la noche, luego de que el equipo de Protección Civil y los bomberos de San Cristóbal intentaron hacer funcionar la planta, pero las baterías de 1.250 amperios ya se agotaron, cumpliendo con su ciclo de funcionamiento, indicó la periodista Eleonora Delgado, corresponsal de El Nacional en la entidad.

Los médicos y las enfermeras utilizaron las lámparas de sus dispositivos móviles y linternas que poseían para realizar los procedimientos quirúrgicos. A su vez, usaron aspiradores mecánicos para asistir a cuatro recién nacidos, debido a que los equipos quedaron inoperativos.

La información fue confirmada por Laidy Gómez, gobernadora del Táchira, quien indicó que durante 25 minutos estuvo el principal centro asistencial sin energía eléctrica.

“Los funcionarios de Protección Civil tuvieron que sacar las baterías de las ambulancias para hacer funcionar la planta eléctrica”, dijo Gómez al tiempo que hizo un llamado a los organismos para que “actúen con piedad” y faciliten los acumuladores.

Recordó que hace 15 días hubo un simulacro de guerra y de invasión a Venezuela en el Hospital Central de San Cristóbal y las estructuras castrenses que participaron ofrecieron llevar las baterías, pero la promesa no ha sido cumplida.

“Se hicieron unos simulacros y unos ensayos de guerra, y los militares fueron al Hospital Central, inspeccionaron la planta del Hospital Central y todavía no nos han entregado las baterías que nos prometieron”, señaló la autoridad gubernamental.

Indicó que se están haciendo las gestiones en otras entidades del país para conseguir las baterías, pero no han sido halladas. Dijo que aunque hay la posibilidad de comprarlas en Colombia, los pasos fronterizos permanecen bloqueados.

“Podemos traerlas de Colombia, pero la frontera está cerrada. La trocha está abierta para el negocio, pero no para los funcionarios que queremos dar respuesta a los problemas del estado”, indicó.

Hace unas horas los designados por Freddy Bernal en el área de salud en Táchira aseguraron que estaban haciendo mantenimiento a las plantas eléctricas y total normalidad en el principal centro asistencial de la entidad, incluso de los CDI.

“Eso es mentira, el CDI de Táriba tiene una planta y no funciona porque no tiene baterías ni gasoil. Si dicen que todo está bien, que me traiga las 18 baterías que necesito para la planta del Hospital Central y que se embolsille 2 más y las lleve al CDI de Táriba”, expresó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo