Los burros pasaron a ser una especie en peligro de extinción en Venezuela desde 2017. Las personas sacrifican a los animales para tener proteína para comer.

Anteriormente, los burros abarrotaban las calles y causaban accidentes de tránsito y, a veces, tenían que ser despejados de la pista del aeropuerto de Coro, estado Falcón, reseñó El Nuevo Herald.

“Aquí ya no quedan burros”, dijo Odalys Martínez, habitante de la Península de Paraguaná.

Los venezolanos han cambiado sus hábitos alimenticios por la escasez de productos básicos y de los costos. Algunos ciudadanos han matado a animales domésticos y salvajes para comer.

Con información de El Nuevo Herald. 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo