Aproximadamente a las 4:40 p. m. Venezuela se apagó. Ni la Corporación Eléctrica Nacional ni Freddy Brito Maestre, ministro de Energía del régimen, se han pronunciado al respecto. José Aguilar, consultor internacional en generación y riesgo, advirtió que el sistema eléctrico nacional se estaba operando de forma inadecuada. «Se están violando los límites de operación segura para dar un poco más de electricidad a otras regiones en Venezuela», dijo en una entrevista a Radio Caracas Radio. 

«No hay forma de obtener más energía si no obtenemos más megavatios térmicos en oriente, occidente y los Andes. No tenemos la mezcla correcta entre térmicos e hidroeléctricos para enfrentar la demanda. Estamos abusando de las grandes líneas de transmisión, que están desmejoradas, luego del daño causado en marzo», agregó Aguilar. 

Enfatizó en que el ente que regenta la electricidad debe actuar con prudencia y decirles la verdad a los venezolanos. «Si hay que racionar más, hay que decirle a la gente. Pueden tener todo el agua que quieran en Guri, porque el problema no es el Niño. Hay una infraestructura deteriorada sin mantenimiento. Eso es lo que está pasando», indicó. 

Este apagón se considera el quinto que afecta a todo el territorio nacional desde el 7 de marzo, cuando el país vivió los estragos de la falla eléctrica que el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, atribuyó a un «ataque cibernético» perpetrado por Estados Unidos. Sin embargo, expertos informaron que se trataba de una falla en la línea de transmisión de 765 kW. 

Aguilar afirmó que dependiendo del tiempo que esté Nicolás Maduro en Miraflores, más tiempo requerirá la recuperación del sistema eléctrico nacional. «Dependiendo de cuánto más nos dure el periodo de usurpación, más tiempo se va a requerir para la recuperación del sistema eléctrico. La luz no puede estar en manos de políticos. Debe haber transformaciones profundas en la actividad eléctrica. Me preocupa el tiempo que necesitamos para una total normalización del servicio», señaló.