A los 26 días del paro indefinido que se mantiene en los hospitales, el gremio de la salud manifestó que aún no recibe respuesta por parte del gobierno, y por ello las actividades continuarán paralizadas. La escasez de insumos y medicamentos y las fallas de infraestructura, obligan a los médicos y enfermeras a revelar que en la actualidad trabajan en las emergencias con la dotación de otros centros asistenciales, lo que alcanza solo para dos o tres días.

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, dijo que los efectos de la carencia de materiales son palpables y que el HUC tiene a la fecha 6% de insumos médicos. “No hay nada en los hospitales. Estamos resolviendo los problemas con lo que llevan de otros centros, o con lo que la mayoría de los pacientes tiene que comprar a través del bachaqueo. Ellos consiguen la plata haciendo recolectas y adquieren los insumos”.

Natera indicó que “el gobierno niega absurdamente la dotación de material médico” y dijo que el gremio es el que mantiene los hospitales abiertos. “Somos nosotros los que estamos aquí porque para eso estudiamos Medicina, y porque tenemos ganas de seguir trabajando por la vida y la salud de la gente”, apuntó en la tercera asamblea interhospitalaria realizada en el auditorio de Pediatría del Hospital El Algodonal, en la que participaron diversos miembros del gremio.

Verónica Martínez, vicepresidente de la Sociedad de Médicos del hospital, denunció que existe una gran indolencia por parte del Estado; aseveró que médicos y familiares son las únicas personas a las que les duelen los pacientes. “Vemos cómo al gobierno no le interesa la crisis que atraviesa el área, cómo se mueren las personas por la falta de insumos. Queremos que se abra un canal humanitario y que las autoridades del país respondan a nuestras exigencias. Todo el gremio de sector: enfermeras, médicos, bioanalistas, personal de nutrición, y ahora la sociedad civil, están aquí porque lo único que queremos es lograr una mejor condición de trabajo y garantizar la salud”.

Martínez señaló que el centro asistencial está “funcionando” (pidió las comillas) sin insumos médicos, sin alimentos, sin agua. La atención al paciente se realiza “con las uñas” en vista de la deplorable situación en que se encuentra. Reiteró que las operaciones siguen paralizadas y actualmente solo los servicios de prenatal y tisiología se encuentran activos.

Familiares denunciaron que el hospital no tiene insumos ni agua y que los médicos y enfermeras trabajan para ayudar. “Lo hacen por vocación, los mueve el amor a la vida; aquí nosotros tenemos que salir a buscar las medicinas. Desde hace dos semanas tengo un niño hospitalizado con tuberculosis y yo debo buscar todo, hasta su comida, porque aquí apenas le dan arepa sola, arroz solo, pasta sola y avena sin azúcar”, dijo Argenis González, padre del pequeño.

En la reunión, la presidente del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, dijo que no abandonarán la lucha y que el próximo miércoles realizarán caravanas que partirán de los hospitales para dirigirse a la Conferencia Episcopal y la Nunciatura Apostólica.

“No hay nada en los hospitales. Estamos resolviendo los problemas con lo que llevan a otros centros, o con lo que la mayoría de los pacientes tiene que comprar a través del bachaqueo”

Douglas León Natera

Presidente de la Federación Médica de Caracas