La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela protestó este martes en rechazo a las tablas salariales establecidas por Nicolás Maduro.

Lourdes Ramírez, presidente de la Fapuv, aseguró que el ajuste establecido es insuficiente para cubrir las necesidades básicas de los docentes.

“Un kilo de queso vale 32.000 bolívares, casi todo el salario de un profesor”, indicó Ramírez a Unión Radio.

Señaló que los incrementos realizados en el sueldo de los docentes continúan por debajo de los que el personal requiere para costear sus gastos.

Con información de Unión Radio