El estado físico de la elefante  de 45 años Ruperta, quien vive en el zoológico de Caricuao, ha mejorado desde que se denunció su complicada situación el año pasado.

Desde que se difundieron en las redes imágenes sobre su estado de nutrición, personas y organizaciones se han acercado al zoológico para donar alimentos.

En un video compartido en Twitter por Reporte Ya, se ve a Ruperta más gorda, siendo alimentada por el personal del parque.

En 2017, el Instituto Nacional de Parques (Inparques), el cual está adscrito al Ministerio para Ecosocialismo y Aguas, prohibió obsequios para Ruperto, según algunas denuncias.

 “Es una norma. No se puede recibir comida sin saber su procedencia, ya que pueden estar descompuestas o contaminadas, y eso ocasionaría daños”, manifestó un empleado de Inparques el año pasado.

El empleado también informó que los recursos para atender a los animales son deplorables. “Existen animales en mengua”, advirtió. 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo