David Gómez Gamboa, director de la ONG Aula Abierta, se refirió este viernes durante la audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la libertad académica en Venezuela.

“Las universidades como centro de producción de pensamiento crítico son blancos de gobiernos. La represión contra las protestas estudiantiles es una práctica común en la región», indicó.

Explicó que “esos patrones” llevan al asesinato de estudiantes universitarios. Resaltó que en Venezuela fueron asesinados 21 estudiantes desde el año 2017 y en Nicaragua seis, en medio de las protestas de 2018.

“En Venezuela al menos 21 manifestaciones universitarias fueron reprimidas; lo cual inhibe a los universitarios del ejercicio de su voz crítica y de la libertad académica, a través de la violación de otros derechos: vida, integridad, expresión, reunión entre otros”.

Gómez ratificó la importancia de visibilizar las violaciones a la libertad académica.

“Como académicos desconocemos la libertad académica. Es difícil documentar un derecho que pocos conocen», aseguró.

Por su parte, Mayda Hocevar, directora del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes, declaró que en Venezuela hay un trato desigual en la administración de recursos, dándole privilegio a las universidades «bolivarianas».

“En Honduras preocupa la militarización de las universidades y en México el anuncio de la creación de 100 universidades que parecen tener características al sistema universitario paralelo venezolano”, sostuvo.