La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios, Averu, condenó este martes la toma ilegal del rectorado de la Universidad de Oriente-Cumaná el 6 de mayo. 

“Denunciamos públicamente la ausencia absoluta de Estado de Derecho, evidenciada en la negativa del Ministerio Público de recibir la denuncia correspondiente”, dice el comunicado en el que condenan el hecho. 

Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela y presidente de Averu, solicitó a los poderes públicos que fijen posición al respecto, pues no se puede designar autoridades universitarias autónomas arbitrariamente.

La Averu pidió el cese de la campaña intervencionista, de hostigamiento y criminalización de la libertad de pensamiento.

Exhortó a los poderes públicos a cumplir con el mandato constitucional de proteger los derechos y garantías constitucionales de la comunidad universitaria de la UDO.