Las escuelas de Fe y Alegría y los planteles de la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas, AVEC, atenderán a los estudiantes en horario normal en la mañana y en la tarde, a pesar de los auncios hechos por Jorge Rodríguez, reseñó Crónica Uno.

“Hemos asumido con responsabilidad mantener el derecho a clases”, dijo Noelbis Aguilar, directora nacional del programa Escuela de Fe y Alegría.

174 escuelas de Fe y Alegría y más de 1.000 planteles de AVEC decidieron no acatar la suspensión y mantener también el horario habitual del turno de la tarde.

“Ya bastantes clases se han perdido. Mientras se haga uso racional de la energía podemos trabajar. Son pocos los equipos eléctricos con los que cuentan las escuelas, en algunos casos, no tenemos bombillos o se los han robado. Por lo que el gasto de energía no es tan alto”, destacó.

Trina Carmona, presidente de la AVEC, manifestó que la suspensión no es favorable para la planificación de las clases, por los apagones masivos ocurridos en marzo y abril.

“Decidimos que las escuelas organizaran sus actividades atendiendo a su realidad. La jornada tiene que abrirse y organizar el trabajo para atender a los estudiantes”, resaltó Carmona.

Con información de Crónica Uno