La cifra de cajeros automáticos desincorporados de la red bancaria nacional va en aumento, al igual que los puntos de venta activos, de acuerdo con las cifras preliminares publicadas por el Banco Central de Venezuela.

En el primer trimestre de 2019 fueron retirados de servicio 439 cajeros automáticos.

Lo costoso que resulta reparar los equipos, la crisis de efectivo y la reconversión monetaria han contribuido a este escenario. El nuevo papel moneda de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares no serán dispensados, por ahora, en cajeros automáticos. Solo se entregan por taquilla.

La hiperinflación también ha disparado el uso de canales electrónicos. Los puntos de venta registraron un crecimiento de 2,16%, lo que se traduce en 9.827 dispositivos, pero la mayoría no pertenece a los bancos, sino que son ofrecidos por otros proveedores.

El aviso oficial publicado por el BCV reporta que en el tercer mes de 2019 se contabilizaron 349.522 comercios afiliados a puntos de venta.

Con información de Banca y Negocios