José Santoyo, secretario político de Vente Venezuela en el estado Anzoátegui, aseguró que la falta de insumos y la poca disponibilidad de complejos vitamínicos en hospitales incrementan fallecimientos por desnutrición en la localidad. 

“Es angustiante que en Anzoátegui mientras una bebé de 5 meses de nacida murió por desnutrición, una niña que no pudo ser atendida debidamente en el hospital por falta de insumos, aún no recibimos la ayuda humanitaria coordinada por la Cruz Roja”, sostuvo Santoyo.

El abogado defensor de los derechos humanos recordó que hace un mes llegó el primer cargamento de ayuda humanitaria, pero al estado no han enviado ni un parquete de pastillas potabilizadoras para tratar los altos niveles de contaminación del agua.

“En lo que va de año han fallecido 25 personas por desnutrición severa y cuadros diarreicos causados por infecciones intestinales producidas por la ingesta de agua contaminada. Lo peor es que estas muertes corresponden en su mayoría a menores de 6 años de edad”.

Santoyo precisó que en el Hospital Luis Razetti, el Seguro Social de Guaraguao y el Seguro Las Garzas no hay insumos para garantizar el tratamiento a los infantes que llegan en delicado estado de salud y que se complican por falta de antibióticos que permitan su recuperación.

Señaló que se pueden reducir estas lamentables defunciones si se recibe a tiempo la ayuda humanitaria para atender a la población más vulnerable, como son los niños y adultos mayores.

“Nada más en el Hospital de Niños Rafael Tobías Guevara de Barcelona se atienden hasta diez casos diarios de desnutrición, sin contar los otros centros hospitalarios de la región que también reciben pacientes con estas condiciones. Por eso hacemos un llamado urgente a la Cruz Roja para que se agilice la entrega de insumos médicos, kit de nutrición y pastillas potabilizadoras”, recalcó el secretario de Vente Venezuela.