La Cruz Roja Internacional abrirá dos nuevas sedes en Venezuela, que estarán ubicadas en el estado Táchira y Bolívar, informó el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, en una entrevista con el diario El País

La misión tiene como objetivo «afrontar una mezcla explosiva de varios tipos de violencia, migración, política controversial y dificultades económicas». Además, anunció que la organización incrementará el presupuesto de 9 a 24 millones de francos suizos, que equivale a casi la misma cantidad en dólares. 

Pese a que Venezuela presenta carencias desde hace varios años y que se acentuaron en 2017, la CICR llegó a sus límites de atención por los conflictos que había en otras partes del mundo como Bangladesh, Afganistán y Ucrania,. por lo que América Latina «pasó a segundo término al ser más desarrollada y tener recursos propios». 

También indicó que un aspecto importante a considerar es la voluntad de los países de permitir el trabajo de la organización, porque «no es tanto si nos autorizan, sino cómo nosotros creamos consenso para el espacio humanitario. Hemos trabajado silenciosamente con el gobierno de Venezuela, con total transparencia con todas las partes de la sociedad venezolana», dijo Maurer. 

«Es una cuestión de dilemas entre necesidades, urgencias, y el ambiente político que se va acomodando (…) Somos escépticos, en general, sobre el vínculo de la ayuda humanitaria con agendas políticas, con posibles cambios de gobierno u otros objetivos políticos», agregó. 

Con información de El País.