El presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Francesco Rocca, aseguró que el organismo ayudará con el ingreso de la ayuda humanitaria en el país si se respetan sus reglas de no permitir la injerencia militar.

«Si la ayuda que está en Cúcuta y Brasil cumple con nuestro protocolo de no politización, nosotros podemos distribuirla sin problemas», dijo Rocca este viernes durante una rueda de prensa. 

Además, señaló que «la operación de ayuda a Venezuela podría ser bastante similar a lo que se está haciendo en Siria», reportó el periodista Anatoly Kaurmanaev, del New York Time, en su cuenta de Twitter. «La Cruz Roja importará y distribuirá la ayuda para mantener la imparcialidad», agregó el comunicador.

El presidente de la Federación indicó que la asistencia humanitaria enviada por la comunidad internacional, y que se encuentra en centros de acopio en Colombia, Brasil y Curazao, ayudará por lo menos a 650.000 personas. 

«Nosotros no aceptamos, ni podremos nunca aceptar que mueran niños por falta de luz», aseguró Rocca, e indicó que dentro de 15 días estarán en capacidad de comenzar a distribuir la ayuda.