La empresa eléctrica nacional despidió el sábado a una empleada por denunciar ante medios de comunicación la situación interna de la compañia, informó el diputado a la Asamblea Nacional por Bolívar, Rachid Yasbek Valdéz.

«Dámaris Cervantes fue despedida por la declaración que realizó diciendo la verdad: que esto no es un sabotaje, sino que colapsó el sistema eléctrico nacional por la falta de mantenimiento y la corrupción de los últimos 20 años», dijo el diputado a El Nacional.

Asimismo, explicó que la persecusión no es algo nuevo, sino que ha sido reiterada y constante. «Los sindicatos han sido amordazados. Todo el que dice la verdad de lo que viene pasando con el sistema eléctrico lo han querido tildar o es perseguido por funcionarios del Sebin», indicó. 

Actualmente, se desconoce el paradero de Cervantes. Sus familiares y compañeros informaron una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) fue a buscarla a su casa el sábado en la noche. 

Yasbek refirió también la desinformación que rodea el caso del también empleado de Corporelec Ángel Sequea, quién fue detenido días antes del apagón por funcionarios del Sebin y, de acuerdo con el diputado, fue asesinado en un motín el sábado. «No hay información concreta, la opacidad reina en esos casos. No se sabe con qué intención se lo llevaron», agregó. 

Este hecho ocurrió en medio de un apagón que ha afectado a todo el territorio nacional por más de 72 horas. Las oposición dijo que se debe a la falta de mantenimiento e inversión, aunado a la corrupción del Estado. Por otro lado, Nicolás Maduro aseguró que se trata de un «ataque cibernético» perpetrado desde Estados Unidos contra el país. 

Loading...