El superior general de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, afirmó que Venezuela necesita urgentemente un gobierno de unidad nacional para salir de la crisis económica, política y social que atraviesa la nación.

En una conferencia de prensa en Viena, durante su visita a Austria el fin de semana pasado, Sosa aseguró que, junto con la Iglesia Católica, la compañía ha denunciado el drama humano que se vive en el país, así como la ausencia de las condiciones básicas para la salud, la alimentación, la educación y el trabajo.

“La Iglesia y la compañía han insistido en que no habrá ninguna solución política-económica si no se pone como prioridad la restitución de las condiciones básicas de vida humana para las personas. Se habla ya de más de 4 millones de venezolanos de una población de 30 millones que han salido del país en los últimos 5 años”, agregó.

Indicó que los jesuitas intentan llevar a cabo procesos de solidaridad humana a través de su red de escuelas de Fe y Alegría, que tiene más de 200 centros en el país en el que los niños pueden comer una vez al día.

Con información de Vatican News