El Ministerio de Ecosocialismo (Minec) estaría cometiendo un grave error si desaloja y clausura la planta de transferencia de basura ubicada en el sector Las Mayas, en la parroquia El Valle-Coche de Caracas, donde a la fecha acopian los residuos y desechos sólidos generados en el municipio Libertador para su disposición final en el relleno sanitario La Bonanza de los Valles del Tuy.

El gobierno del Distrito Capital y la Alcaldía del Municipio Libertador, no cuentan con una planificación y presupuesto que garanticen a los caraqueños un manejo adecuado de la basura.

La planta de transferencia apenas cuenta con 30% de la flota de camiones compactadores que transportan la basura hasta La Bonanza, los cuales hacen viajes redoblados y no son debidamente mantenidos y reparados.

Caracas no cuenta con terrenos adecuados para ser habilitados como planta de transferencia. Todos los estudios previos hechos con ese propósito así lo determinan. Y de haberlos encontrado requerirían por lo menos un año de planificación y construcción, equipamiento y dotación.

La crisis de Las Mayas

Nadie duda que Las Mayas opera en condiciones inadecuadas, provocando riesgos a la salud y daños al ambiente. La ciudad demanda que tenga la infraestructura y el equipamiento necesario para asegurar que los residuos sólidos que se generen, sean manejados de manera integral.

Se requiere que el manejo de los residuos sólidos se realice intentando evitar la transferencia de contaminantes de un medio a otro: suelo, subsuelo, cuerpos superficiales de agua, mantos freáticos, acuíferos y atmósfera.

Con información de nota de prensa