Ciudadanos de Río Caribe, estado Sucre, exigieron este viernes la destitución de José Luis Villarroel como alcalde del municipio Arismendi con protestas en la adyacencias de la sede regional. 

Mediante las redes sociales, se pudo conocer que los habitantes de la región quemaron cauchos y tomaron el edificio del poder regional para expresar su descontento con la labor del dirigente oficialista en el sector. 

Agentes de la Guardia Nacional Bolivariana se dispusieron en las adyacencias de la Alcaldía mientra que Villarroel se encuentra refugiado en una oficina policial de la localidad, reseñó El Pitazo

Los residentes de Río Caribe denunciaron las deplorables condiciones de los servicios de electricidad en la región por los constantes cortes de luz.