El director general de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, destacó este domingo que durante el primer día de apertura de los pasos fronterizos de Norte de Santander se evidenció una significativa reducción en el paso de personas por las denominadas trochas.

El jefe de la autoridad migratoria colombiana indicó que esta reducción del paso por trocha se reflejó, principalmente, en la salida de ciudadanos venezolanos, quienes, normalmente, van a abastecerse de productos básicos en Colombia y que, durante el cierre, usaban los pasos irregulares para regresar a su país.

«Durante el día de hoy, más de 37.000 ciudadanos venezolanos han logrado regresar a su país con productos de primera necesidad, sin tener que poner su vida en peligro en las denominadas trochas o teniendo que pagar para poder cruzar por estos lugares. Sin embargo, la felicidad no es completa, pues el dictador Maduro aún mantiene varios bloqueos sobre los pasos fronterizos, lo que no solo dificulta la movilidad, sino que también representa un riesgo frente a una posible aglomeración de personas. El llamado es a que se retiren los contenedores y se facilite la movilidad del pueblo venezolano, un pueblo que hoy ha respondido a la regularidad, diciéndole no a las trochas y usando los pasos habilitados», afirmó Christian Krüger.

El sábado a las 6:00 de la tarde, según la información entregada por la Regional Oriente de Migración Colombia, por los pasos habilitados en Norte de Santander habían ingresado más de 30.000 ciudadanos venezolanos y salido cerca de 37.000.

Con información de nota de prensa