A raíz del incendio de tres tanques de almacenamiento de diluente en las instalaciones de Petro San Félix, el dirigente sindical petrolero Iván Freites denunció que constantemente los trabajadores reciben amenazas por parte del gobierno de Nicolás Maduro para que no filtren información sobre el deterioro de las instalaciones.

Freites asegura que este fue el motivo por el cual los tres tanques se incendiaron. “Las amenazas son constantes. 50 trabajadores fueron jubilados tempranamente de manera obligatoria por razones políticas. Y un compañero que trabaja en la Faja del Orinoco está preso por manifestar su simpatía con el presidente encargado, Juan Guaidó”, aseguró Freites.

El dirigente de la Federación Única de Trabajadores Petroleros también informó que en el puerto del Complejo Refinador Paraguaná, en el estado Falcón, al occidente del país,  se encuentra atracado un buque con petróleo destinado a Cuba. “Hay amenazas de cárcel por traición a la patria a los trabajadores de las refinerías que se nieguen a trabajar en las labores de los envíos a la isla caribeña”, aseguró.

El sindicalista afirma que diariamente son trasladados 100.000 barriles, aunque el experto petrolero José Toro Hardy indicó que esa cifra ha disminuido considerablemente. El presidente encargado, Juan Guaidó, en su decreto de Estado de Alarma solicitó a los países que detengan los barcos que llevan petróleo a Cuba.

Petro San Félix

“Tres de los tanques quedaron seriamente dañados con el siniestro luego de varias horas de labores de extinción del fuego”, comentó Freites sobre el caso del incendio en Petro San Félix, y aseguró que el siniestro ocurrió por falta de mantenimiento.

Indicó que los accidentes en las instalaciones de Pdvsa ocurren a diario. Los trabajadores de Petro San Félix le informaron que el incendio fue de gran magnitud y se propagó rápidamente. Dos de los tanques dañados tienen capacidad de 100.000 barriles y otro de 180.000 barriles de diluente, material que se utiliza para rebajar la viscosidad del crudo pesado que se extrae en Zuata, estado Anzoátegui, al oriente del país.

Precisó que el incendio pudo ser más grande, pero que dos de los tanques tenían un mínimo de material almacenado, mientras que el tercero contenía 18.000 barriles del producto.

El representante de la Futp destacó que en el cuarto tanque de 200 barriles de capacidad se logró contener las llamas y se evalúan los daños. “El incendio significa pérdidas de milones de dólares, además de que afectó el procesamiento de crudo en el mejorador, lo que paralizó la producción de petróleo mejorado que se exporta”, advirtió Freites.

El dirigente sindical explicó que el apagón del 7 de marzo paralizó las actividades petroleras en todas las áreas del país. La producción de 220.000 barriles diarios en occidente cayó y se han logrado recuperar de forma paulatina hasta llegar en la actualidad a 50.000 barriles. En la Faja del Orinoco y otros yacimientos del oriente la producción está a niveles mínimos.