El sector aéreo de Venezuela ha disminuido sus actividades en 75% en los últimos seis años, debido a la baja oferta de vuelos, las altas tasas de impuestos y la centralización de los aeropuertos, indicó Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela.

“Los vuelos semanales en 2013 se ubicaron en 352, mientras que para 2019 la cifra es apenas de 100 vuelos entre aerolíneas nacionales y extranjeras. En 2013 operaban 32 aerolíneas internacionales, de esas solo quedan 10 compañías lo que representa una disminución de 69%. Nos frenan los costos. Los costos de pernocta y de impuestos en Venezuela son los más altos de la región”, indicó Figuera en una entrevista para Crónica Uno.

Indicó que los impuestos tienen tasas elevadas, debido a la falta de recursos que poseen las sedes aeroportuarias del país. Además, señaló que las mismas deberían estar descentralizadas para que los recursos puedan ser aprovechados de mejor forma.

“En Venezuela existen los impuestos más altos porque hay un inmenso apetito fiscal, el Estado para cuadrar sus cuentas ha creado múltiples tasas de contribuciones a las líneas aéreas que al final las pagan los pasajeros”, señaló el presidente de ALAV.

Agregó que solo existen 21 aeropuertos operativos en los que puedan operar vuelos comerciales, y que las estadísticas en materia de aeronáutica y de turismo se desconocen, debido a la falta de información emitida por los entes gubernamentales.

Figuera destacó que la adquisición de combustible para las aerolíneas no está subsidiada por los entes gubernamentales y que debe ser pagado en tarifas internacionales, o incluso a precios mayores. Recordó que el combustible Jet A1, utilizados para los aviones comerciales, se refinaba en Amuay, Falcón.

Para que las condiciones mejoren en el sector aéreo venezolano, Figuera sugirió eliminar las tarifas aéreas nacionales y que las mismas sean reguladas por el mercado, así como la descentralización de los aeropuertos y privatización de las sedes aeroportuarias. “La meta a mediano plazo es lograr la autonomía financiera y operativa del sector aeronáutico”, expresó.

Con información de Crónica Uno