Rufo Antonio Chacón Parada, de 16 años de edad, perdió los ojos luego de que unos funcionarios policiales le dispararon perdigones en la cara cuando se encontraba en medio de una protesta por gas en Táriba, estado Táchira. El adolescente fue llevado al Hospital Central, pero las heridas eran demasiado graves y perdió por completo la visión. 

“Condenamos el ataque desmedido por parte de los organismos de seguridad del Táchira contra el joven Rufo Chacón, quien perdió sus ojos debido a los impactos de perdigones que le propinó a quemarropa un funcionario policial irresponsable”, expresó Juan Carlos Palencia, diputado al Consejo Legislativo del Táchira. 

Luis Ramírez, presidente de la Corporación de Salud del Táchira, explicó que Chacón llegó al centro de salud pasadas las 6:00 pm con múltiples heridas de perdigón que comprometieron ambos globos oculares. “Se perdió la totalidad de la anatomía y la morfología de los globos oculares”, detalló. 

Luego de varios procedimientos, indicó que no estaba afectado el encéfalo. Dijo que iba a ser intervenido quirúrgicamente, pero que sí perdió totalmente la vista.

El fiscal designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, informó que por el hecho fueron capturados los agentes de Politáchira Javier Useche Blanco y Henry Ramírez Hernández. Anunció que fue nombrado el fiscal 16 de Familia y el fiscal 20 de Derechos Humanos para investigar lo ocurrido. 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo