Después de un largo proceso para la activación real sobre la adquisición del criptoactivo socialista llamado “Petro”, surgieron nuevas interrogantes que generan aun mayor desconfianza en esta criptomoneda. Así como el intento fallido de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) en el 2008 de poner en marcha la unidad de cuenta común llamada “Sucre”, ahora el Petro viene a tratar de batallar contra el dólar para ponerlo en tela de juicio en torno a su legitimidad.

Por ahora ningún exchange internacional acepta transacciones con el Petro, y en todo el país solo están habilitadas las taquillas de la Sunacrip, sin embargo, el Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, señaló que el Petro podría ser canjeado por cualquier bitcoin.

“Todo el que compre Petro hasta el 31 de diciembre de 2018 podrá convertirlo en cualquier moneda digital o divisa convertible internacional”, argumentó el primer mandatario venezolano, no obstante, los gestores en la Sunacrip señalan que aun no se han dado a conocer cuáles serán aquellas casas de cambio que aceptaran al Petro como moneda de cambio a dólares, euros, yuanes, etc.

Por otra parte, invertir en la adquisición de Petros conlleva un gran riesgo de pérdida por motivo a que no es seguro que el valor de dicho criptoactivo suba de precio en los próximos meses, si esta moneda virtual está respaldada en el precio del barril de petróleo venezolano y la producción de barriles petroleros baja cada vez más a medida que pasan los días, no es muy factible que esta criptomoneda se revalorice.

Como dato a tener en cuenta, cada Petro tiene un valor de Bs.S 3.930 pero no cualquier venezolano dentro del país puede invertir sus ingresos en este criptoactivo ya que el salario integral únicamente alcanza para tratar de alimentarnos a medias sin derecho a estrenar alguna prenda de vestir o tan siquiera a darnos el gusto de comernos un plato navideño, consentirnos se ha transformado en un verdadero lujo.

La criptomoneda dash es la inspiración del petro. «Es un clon descarado de dash», aseguró Joey Zhou, principal desarrollador de Ethereum y el primero en revelar las copias bolivarianas.

En @ReporteYa seleccionamos algunas opiniones de nuestros destacados seguidores:

Nuestro seguidor, Luis Carlos Díaz @LuisCarlos redacta: “El kilo de queso amarillo tiene más valor real que el Petro. Es más estable, concreto y real. Es de verdad. Incluso se revaloriza segundo a segundo”.

El usuario, Alejandro Ortiz M. @Buensancho_ señala: “es que hasta el polvo en mis zapatos tiene un valor real superior al Petro”.

La cuenta, Andrés Cardinale @Belmontesanese expresa: “El Petro es lo que en mi casa llamarían un peo en un chinchorro”.

El Ing. Químico, Henkel Garcia U. @HenkelGarcia comunica: “El Sucre es a Chávez, lo que el Petro es a Maduro”.

El usuario, heverac @hevercastro comenta: “El #Petro es una estafa porque: Es inconstitucional, es emisión de deuda ilegal, no es descentralizado, no es minable, no es un criptoactivo como lo quieren vender para agarrar incautos, no solucionará el problema macro, entre otras y otras y otras”.

El Economista, Luis Oliveros @luisoliveros13 argumenta: “Venezuela presentará al Petro en la OPEP como ‘moneda digital para el petróleo’. En la niñez todos tuvimos amigos imaginarios, invisibles. Grave es cuando creces y sigues creyendo que esos amigos existen. El Petro no existe en el mundo real. En la imaginación del gobierno si”.

Nuestro seguidor, Luis Alfredo M. @luisAlfredoM2 dice: “La mentira más grande que existe, ¿quién va a cambiarme Petros por bitcoint? nadie lo va hacer porque el Petro es una estafa”.