En los últimos años la sociedad venezolana se ha visto fracturada por la intolerancia que se ha  instalado en el país. La intransigencia se ha hecho cotidiana y se observa a diario en el trato entre las personas,  sin importar su pensamiento, creencia, estatus social o posición política.

Los expertos en el comportamiento humano plantean que esta actitud se ha introducido en las raíces de nuestra sociedad; somos testigos de ello, al punto de que familias se han dividido por su posición política.

Los estudiosos hacen un llamado a recuperar los espacios de entendimiento y a ser comprensivos, lo que no significa quedarse callados ante los abusos, pero entender que una reacción violenta solo traerá más violencia.

La periodista Mari Montes dijo sobre este tema en su cuenta de Twitter @porlagoma: «En el Twitter no solo hay jueces, también están los que les dicen a otros qué deben sentir y pensar. Si Usted quiere odiar y comportarse como lo que desprecia, dele, pero no pretenda que los demás también lo hagan».

De aquí se generaron una serie de respuestas las cuales invitamos a leer:

La ingeniero en computación Teresita Cerdeira @teresitacc establece: «Al final habla más de ellos, de sus carencias, de sus resentimientos, y reafirma lo que muchos no queremos ni de cerquita».

Mientras que Lord Stockley @LordStockley responde: «En mayor o en menor medida nos dejamos llevar por esa intolerancia y todos aquellos q comparten esa tendencia política hayan sido prof de la univ, intelectuales o ciudadanos de a pie probablemente sufrirán el embate de ese repudio».

Dora Useche @DoraUseche4 indica: «Lo que hay es un montón de cizañeros que escriben con el estómago y no utilizan el discernimiento».

KingDavidVzla @KingDavidVzla escribe: «Aquí hay unas cuentas anónimas bien extrañas que se llaman Disobey y Movimiento nacionalista q supuestamente están contra Maduro pero le tiran es a la oposición y lo peor es que tienen un montón de borregos q los aplauden y no saben ni quiénes son. Se debe tener mejor criterio».

Eduardo Ocanto @eduaje asegura: «En las redes hay muchos que escriben por escribir sin ni siquiera entender lo que escriben».