El Banco Central de Venezuela (BCV) informó este viernes que la décima subasta del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) cerró con una tasa promedio de 62,66 bolívares por cada dólar, un incremento del 4,43% en el precio de esta divisa lo cual supone una devaluación de 4,25%.

Durante las dos primeras subastas realizadas esta semana fueron transados 8,5 millones de dólares, cifra menor a lo subastado la semana previa cuando fueron adjudicados 12 millones de dólares, según lo informado por el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa.

«El volumen de divisas transadas (canjeadas) en el mercado cambiario, es una señal de confianza muy importante. Paso a paso vamos cerrando camino al dólar criminal y abriendo espacio a una economía sana, que nos está devolviendo el equilibrio arrebatado por la guerra económica», publicó Zerpa en Twitter.

La tasa de 62,66 y de 72,08 bolívares por cada dólar estadounidense y euro, respectivamente, es la misma que manejan actualmente las casas de cambio autorizadas por el gobierno de Nicolás Maduro para operar en el país.

Estos sitios no venden ningún tipo de monedas y solo compran, por lo que sus operaciones siguen siendo pocas debido también a la rentabilidad que hallan los cambistas en el mercado paralelo e ilegal donde el precio de la moneda estadounidense es casi el doble del que maneja el BCV.

El Ejecutivo puso en marcha a finales de agosto un plan económico que incluye la autorización de las entidades financieras como operadores cambiarios, aunque todavía ningún banco compra ni vende dólares, y la restricción del uso de cuentas nacionales desde el exterior para evitar, según el Gobierno, delitos como la legitimación de capitales.