Al alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, necesitó más de 15  horas para poder salir de Caracas y llegar hasta al Puente Internacional Simón Bolívar que conecta a Venezuela con Colombia.

En total, Ledezma recorrió 840 kilómetros de camino con ayuda de varios miembros de militares, Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB). “Mi travesía no es una hazaña, es un esfuerzo en el que colaboró demasiada gente. Desde el guardia nacional que me reconoció y me picó el ojo, o desde los militares que me ayudaron, que muchos creen que son todos incondicionales a Maduro, pero varios de ellos sienten vergüenza de no defender sus presillas como les corresponde”, indicó Ledezma a El Tiempo de Colombia.

Luego de llegar a España en un vuelo comercial, el alcalde metropolitano se reencontró con su esposa y sus hijas que no se habían enterado de su decisión de escapar. En el encuentro estuvieron también presentes el ex presidente Andrés Pastrana y un grupo de venezolanos residentes en el país europeo.

«Voy a dedicarme a recorrer el mundo, voy a contribuir en el exilio a ser una extensión de la esperanza de los venezolanos de salir de este régimen, de esta dictadura», anunció Ledezma a la prensa luego de llegar al Aeropuerto Internacional de Barajas en España.

El político opositor indicó  que huyó de Caracas porque militares y miembros de la Inteligencia venezolana le informaron de un supuesto “plan” del gobierno en su contra, aunque no ahondó en la denuncia. “Yo no quiero ser rehén de una tiranía, que me usen para doblegar una oposición”, sentenció.

Lea más en El Tiempo de Colombia