El capitán Heixon Rafael Pulido, juez del Tribunal Militar Décimo Quinto de Control en Maturín, estado Monagas, fijó para el 20 de febrero la realización de la audiencia preliminar del dirigente Rubén González, secretario general del Sindicato de Ferrominera, quien lleva 52 días privado de libertad en la cárcel La Pica y ahora el gobierno le extiende el encarcelamiento por 31 días más.

“Eso es una injusticia más de lo que hace este gobierno con respecto a los retardos procesales, le hacen antejuicio a aquellos dirigentes obreros que levanten su voz de protesta. Lo único que exigimos es que cumplan con la Constitución y la Ley Orgánica del Trabajo. Es algo típico de este gobierno dirigido por ex dirigentes sindicales. Desde la Intersectorial de Trabajadores de Guayana rechazamos la represión que tienen con nosotros”, expresó Degraín Marichales, delegado del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco. Relató que el viernes fue al centro de reclusión y vio que pese al tratamiento persisten los malestares renales que ha sufrido González desde diciembre.

El jueves 29 de noviembre en la madrugada detuvieron al dirigente sindical después de que en Anaco retuvieron a 60 trabajadores de empresas básicas de Guayana, entre ellos a González, que regresaban de una protesta realizada el miércoles en Caracas. El viernes en la noche un tribunal militar de Maturín, Monagas, le dictó privativa de libertad y ordenó su reclusión en La Pica. Le imputaron tres cargos militares: ataque al centinela, ultraje al centinela y ultraje a la FANB.

El 13 de diciembre dirigentes sindicales de Guayana entregaron en Miraflores un documento en el que señalan que el encarcelamiento de González es su segunda detención y juicio, pero esta vez le fijan como centro de reclusión La Pica “para someterlo a un arbitrario juicio en tribunales militares violentando todos sus derechos humanos y civiles, forjando expedientes, lo cual evidencia un ensañamiento contra este representante de los trabajadores». En el texto le exigieron a Nicolás Maduro la libertad inmediata y plena de González.

A los otros nueve trabajadores detenidos de Ferrominera desde el martes 27 de noviembre en la mañana siguen sin dictarles algún tipo de presentación; y a los cuatro trabajadores de Venalum tampoco les han fijado audiencia preliminar. Están privados de libertad desde el viernes 14 de diciembre, en horas de la madrugada.