Familiares de la clarinetista Karen Palacios la recibieron este martes en las afueras del Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), donde se encontraba detenida pese a que tenía una boleta de excarcelación desde hace 28 días. 

“Mami, soy libre”, fueron las primera palabras que expresó entre lágrimas. Videos difundidos en Twitter muestran que sus parientes cercanos y amigos estaban a la espera de su salida del centro de reclusión para poder abrazarla.

Karen fue liberada bajo las siguientes medidas cautelares: régimen de presentación ante tribunales, prohibición de declarar a los medios de comunicación y uso de redes sociales. 

El delito que se le imputó a la joven de 25 años de edad fue instigación pública debido a varios tuits que publicó en los primeros días de mayo, en los que manifestaba su posición política en contra del régimen de Nicolás Maduro.