La audiencia de Erick Sánchez y Jason Parisi, escoltas del presidente interino Juan Guadó, fue diferida para este viernes.

Los ciudadanos fueron detenidos el 12 de julio. Presuntamente fueron acusados por el régimen de Nicolás Maduro de vender fusiles hurtados el 30 de abril del destacamento de la Guardia Nacional en el Palacio Federal Legislativo.

Es la segunda vez que se retrasa el proceso judicial para los guardaespaldas, pues el pasado 16 de julio había sido cambiada para este jueves a las 11:00 a. m.

La jueza Carol Padilla es la encargada del caso, quien también lleva la causa de Roberto Marrero, jefe de despacho de Guaidó, y del diputado Juan Requesens.