El 13 de agosto a las 10:00 pm funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ingresaron a la vivienda del general de brigada Héctor Armando Hernández, ubicada en Los Palos Grandes, Caracas, y lo llevaron detenido por presunta orden presidencial.

Minutos antes de ser detenido, Hernández se declaró inocente de cualquier delito que se le imputara. De igual forma, denunció que el cuerpo del Dgcim pretendía utilizar herramientas para ingresar a su vivienda y llevárselo en contra de su voluntad.

El general y su familia pidieron ver la orden de arresto correspondiente y el Dgcim se negó a enseñarla.

Los funcionarios detuvieron al general Hernández por la fuerza y sin presentar ninguna orden de allanamiento o de aprehensión, de esta forma atentaron en contra de su derecho a la propiedad privada y violaron la Constitución, que expresa que ningún presidente tiene la potestad de ordenar la captura de un ciudadano.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo