Las visitas de los presos políticos que se encuentran recluidos en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional fueron suspendidas hasta nuevo aviso.

Adriana Pichardo, diputada de la Asamblea Nacional, informó este lunes que los familiares no han tenido noticias de sus presos desde el pasado 2 de mayo.

Aseguran que no han recibido respuesta de la razón que llevó a las autoridades a suspender las visitas. 

“Han sido suspendidas hasta nuevo aviso las visitas a los presos políticos que se encuentran en las instalaciones del Sebin. Los familiares no saben nada de ellos desde el 2 de mayo”, escribió la parlamentaria en Twitter.