Funcionarios del Estado allanaron este jueves la residencia de los suegros del capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, quien falleció el 29 de junio bajo la custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, luego de que fue torturado, presuntamente, por oficiales de este cuerpo de seguridad.

La información fue difundida a través de Twitter por el abogado Alonso Medina Roa, quien señaló que la residencia de los suegros de Acosta Arévalo está ubicada en Maracay, estado Aragua.

#11jul. De acuerdo con la información suministrada por la esposa del Cap. Rafael Acosta Arevalo, Sra. Waleska de Acosta, la comisión que se presentó en la residencia de sus padres se está retirando en este momento

— Alonso Medina Roa (@medinaroaalonso) 11 de julio de 2019

Rafael Acosta Arévalo fue detenido el 21 de junio por funcionarios de la Dgcim y fue trasladado a la sede de los tribunales militares, en Fuerte Tiuna, el 28 de junio. El capitán llegó en silla de ruedas sin poder mover las manos ni las piernas, con los ojos desorbitados y pidiendo auxilio, denunciaron los familiares y el abogado Alonso Medina Roa.

El capitán fue trasladado al Hospital Militar Vicente Salias, en Fuerte Tiuna, donde murió el sábado 29 de junio en la madrugada.

La familia de Acosta Arévalo recibiría este miércoles en la mañana el cuerpo del capitán de fragata, después de que pasó 12 días en la morgue de Bello Monte. Sin embargo, fueron los mismos funcionarios del régimen quienes lo inhumaron el miércoles en el Cementerio del Este, parcela número 12, en contra del deseo de sus parientes, que querían sepultarlo en el estado Aragua.

“Los familiares de Acosta Arévalo recibieron una llamada este miércoles en la mañana para hacerles la entrega del cuerpo. Al llegar al lugar se hizo el reconocimiento del cadáver. Luego, recibieron una notificación del tribunal en la que se estableció la inhumación controlada. La familia quería velarlo y sepultarlo en Maracay”, detalló el jurista Alonso Medina Roa.