El abogado Joel García, defensor del diputado Juan Requesens y Roberto Marrero, asistente del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, aseguró que en el pais no hay derecho a la defensa ni acceso a la justicia.

La afirmación la hizo durante su intervención en el foro con motivo de cumplirse 4 años de la aprobación de las Reglas Mandela y ser este jueves el Día Internacional del Recluso, evento organizado por el Observatorio Venezolano de Prisiones que dirige Humberto Prado.

En su intervención, García refirió el caso de sus dis clientes, la forma en que fueron detenidos así como la situación del diputado Edgar Zambrano a quien detuvieron, sin orden judicial como ocurrió con Requesens y Marrero. 

A Zambrano le designaron un defensor público, no le permitieron tener un abogado escogido por él.

García dijo que oyó de viva voz a un general de brigada, en un tribunal, cuando le dijo a la juez que fue torturado y golpeado con un bate pero para no dejar rastros en el cuerpo lo cubrieron con cartones.

Al parecer el hecho ocurrió ante fiscales del Ministerio Público.

«Sé que voy a ser perseguido. A mi me vinculan con hechos de de desestabilización, de querer matar a dirigentes políticos porque he defendido a presos políticos. Estos no tienen derecho a nada», explicó el abogado y profesor universitario.