Asdrúbal Baptista / Anabella Abadí

Por JOSÉ MANUEL PUENTE 

Ese fructífero andar por los pasillos del IESA se inició un 15 de abril de 1983. Desde entonces el profesor Baptista prestó un extraordinario servicio institucional y se destacó como docente e investigador, con una trayectoria intachable de ascensos continuos hasta ocupar, en el año 2005, la posición de Profesor Titular, correspondiente al Paso 18.

Asdrúbal Baptista también fue Profesor Titular de la Universidad de los Andes y Senior Fellow del Corpus Christi College de la Universidad de Cambridge. Miembro fundador, Individuo de Número y expresidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas. Se desempeñó también como profesor visitante de las universidades de CambridgeBrown, Harvard y Oxford, lo cual refleja sin lugar a dudas su reconocimiento internacional.

Destacan su tiempo en la Cátedra Andrés Bello de la Universidad de Oxford, entre 1976 y 1977; y la Cátedra Simón Bolívar de la Universidad de Cambridge, entre el año 2001 y 2002. Su participación en esta Cátedra de la Universidad de Cambridge es un honor que comparte con intelectuales de la talla de Mario Vargas Llosa, Octavio Paz y Luis Castro Leiva.

Asdrúbal Baptista recibió la Orden del Libertador (Gran Cordón), la Orden Alberto Adriani, El Premio Nacional de Investigaciones Científicas del Conicit (1979), la Orden Tulio Febres Cordero (Primera Clase) y la designación como Ciudadano Honorario de Mérida (1987).

Su relevante labor docente, ejercida con eficiencia e idoneidad desde el año 1969 en la Cátedra de Economía de la Universidad de Los Andes, se combinó además con sus actividades docentes, en diferentes momentos, en la Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Central de Venezuela, Universidad del Zulia y Universidad Monteávila.

Sin lugar a dudas, Asdrúbal Baptista fue uno de economistas más influyentes en la historia del pensamiento económico venezolano. Recibió diferentes premios por su obra publicada en treinta libros y más de cuarenta artículos y ensayos, entre los que destacan Teoría económica del capitalismo rentístico, Bases cuantitativas de la economía venezolana, Límites de la economía política, Venezuela siglo XX, visiones y testimonios, El Relevo del Capitalismo Rentístico: Hacia un nuevo balance de poder. Particularmente en este último trabajo mencionado hay una discusión del más alto vuelo intelectual posible, y que concierne a las bases mismas del mundo contemporáneo. Deja de ser esta una discusión de carácter particular para convertirse en una de carácter universal.

Un hombre que también entiende que la reflexión y las ideas son poderosas en la medida que pueden transformar realidades, Asdrúbal Baptista también ocupó importantes cargos públicos, como ministro de Estado para la Reforma Económica (1994) y director del Banco Central de Venezuela (1994).

Fue un economista fuera de lo ordinario. Sus labores y reflexiones combinan campos del saber que normalmente se los ve separados, mientras que en su caso se reforzaban y potenciaban de una manera muy singular. “De la palabra al número; de la historia a la teoría; del pensamiento y la doctrina a la praxis”.

Su obra, en efecto, atestigua un esfuerzo persistente en torno a una razón central, a saber, la cuestión del petróleo, de la “renta” y el desarrollo. Pero para abordarla no escatimó en moverse en los campos más variados del conocimiento económico. Y con justeza, quizás, hay que decir que su talante encajó mucho mejor con la idea que se tiene de un científico social, antes que con la de un mero especialista en los asuntos “estrictamente” económicos. Asdrúbal Baptista sabía que no puede ser un buen economista quien solo sabe de economía.

Pero Asdrúbal Baptista también entendía de lo humano, de la amistad, del ser mentor. En 1991, cuando apenas era un estudiante del quinto semestre en la Escuela de Economía de la UCV, lo visité por primera vez en el IESA para pedirle ayuda metodológica para la aplicación de un modelo de crecimiento económico propuesto por un economista polaco, Michał Kalecki. Modelo que estábamos aplicando un colega y yo para un trabajo académico para el caso de Venezuela. Nuestra sorpresa es que Asdrúbal Baptista había escrito un libro sobre este economista y con gran humildad y esa maravillosa capacidad que solo tienen los verdaderos maestros nos dirigió con mucha sapiencia y cariño a pesar de ser nosotros solo unos jóvenes estudiantes de pregrado. En esta experiencia nos mostró una de las facetas más humanas de Asdrúbal Baptista: su faceta como mentor y como amigo.

Fue un hombre comprometido con el IESA y con el país. “Quiero estar en Venezuela, porque ¿a qué otra cosa puede aspirar un científico social aparte de estar en el centro de los acontecimientos? No será este el mejor de los momentos, pero sí es un tiempo fascinante, empezando por el hecho de que es el único que nos tocó vivir”.

Esta semblanza es una pieza inconclusa, pues faltó la despedida a nuestro insigne profesor. No es un pues un adiós, es solo un hasta luego.

¡Vuele Alto, Maestro!


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo