Luis Beltrán Mago | Revista SIC

Por LUIS BELTRÁN MAGO

Habla de intimidades y metales

De ríos, nubes y cascadas

Del brillo de la luz en los trigales

Y de las rosas por el sol amadas

 

Del agua que al bajar por los raudales

Pareciera salir de las arcadas

De un tiempo de vigilia y manantiales

Y de tiernas gaviotas desveladas

 

De cómo el aire dibujaba azules

Mientras la noche despertaba tules

Y eran del amanecer los ruiseñores

 

De los helechos y su canción lejana

Y de los labios la ternura indiana

Que al beso aliento en medio de rumores

 

II 

Traían la luz colgada de un racimo

Donde la uva hablaba con la parra

Al huracán matando al ostracismo

Y oyendo la canción de la guitarra

 

Venían a derribar el pesimismo

De escuchar el rumor de la cigarra

A sembrarle el amor y el optimismo

Y al corazón saberlo cimitarra

 

A conservarle a la piel su lozanía

Y hacer de las caricias ambrosía

Y del abrazo todo lo divino

 

Mostrarle al viento soles hortelanos

Y regalarle al viento sus manzanas

Como a la noche conjurada el vino

 

 

III 

Tiene la gracia de la arboladura

En un bosque poblado de cerezas

La ternura en tiempos de escritura

Y el olor ambiental de las frambuesas

 

El oleaje de un mar que en su locura

Hablaba de corolas, limas y perezas

De cobijas de sal que a la blancura

Les cubran de azules sus cabezas

 

Todo el lenguaje del vino nocturnal

Crecía a las orillas del cristal

Y abanicaba los pasos de las huellas

 

Venías de vivir cerca del cielo

Amando nubes y cosiendo el velo

De una sublime ensoñación de estrellas

 

IV 

Sabían de un girar de girasoles

En medio de canciones y guitarras

De coserles luciérnagas a soles

Y quitarle a la sombra sus amarras

 

Habitaban, geranios, cielos, soles

Lo tierno de la voz cuando sus garras

Aprietan un sentir de caracoles

En una huerta de pinos y de parras

 

Traían un chelo, un bajo y un violín

Lo tierno del hacer un querubín

Y la frescura del aire junto al piano

 

El verbo decidor de la mañana

Y lo que entraña oír una campana

Sonando en los predios del manzano


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!