El día 7 de mayo del presente año a las 9 de la mañana se inauguró la biblioteca de la Fundación La Poeteca, que constituye un oasis para los amantes de la poesía en el contexto trágico de la Venezuela actual. La sala en sí es un lugar de gran exquisitez y con una atmósfera propicia para degustar depuradas expresiones líricas del lenguaje. Este espacio fue diseñado por Hernán Zamora en un elegante y acogedor espíritu.

La Fundación La Poeteca es un significativo aporte en pro de preservar la cultura en la nación. La misma está conformada por Marlo Ovalles en la presidencia, Ricardo Ramírez Requena en la dirección, y los escritores e intelectuales Yolanda Pantin, Alfredo Chacón, Santos López, Rafael Castillo Zapata, Gabriela Kizer e Igor Barreto, quienes integran el consejo asesor. Asimismo, Jacqueline Goldberg preside el comité editorial.

A propósito de esta inauguración hemos entrevistado a tres de sus miembros quienes nos han dado una interesante aproximación, no solo sobre el espacio en sí, sino también en relación a la poesía en Venezuela.

En primer término, Ricardo Ramírez Requena nos puntualizó lo siguiente en torno a La Poeteca:

“La Poeteca es una Fundación sin fines de lucro que busca promover y difundir la lectura y la escritura de poesía. Tenemos como experiencia previa el trabajo que se ha realizado desde la cuenta twitter @teampoetero, con más de 30 mil seguidores, y la co-organización del Premio Nacional de Poesía Joven Rafael Cadenas, que lleva ya tres ediciones acompañadas con sendas antologías de los poemas más destacados, además de los tres primeros lugares.

Luego, nos planteamos crear una Fundación que agrupara estas experiencias teniendo como centro una biblioteca dedicada a la poesía. Esta biblioteca, pensada desde el concepto de sala de lectura ya alberga más de cuatro mil títulos en crecimiento. Aunada a esta iniciativa, estamos organizando talleres, charlas, conferencias y lecturas. Inauguramos el 7 de mayo y ya tenemos dos talleres andando, una conferencia dictada por Alberto Hernández y próximas lecturas.

Creamos una pequeña editorial que publicará primeros libros de poetas jóvenes para finales de este año. Hablamos de 5 a 8 plaquettes.

Como proyectos para este año, estamos contemplando dictar talleres en línea, un espacio para recopilar grabaciones de poetas leyendo sus poemas, y desarrollar una revista digital.

Nuestra meta final es poder gestar un Diplomado en Estudios Poéticos, y establecer un Centro de Estudios Poéticos semejante a las Poetry Foundations desarrolladas en los Estados Unidos.

Como reto principal, tenemos el ser autosustentables a través de los talleres y cursos que podamos brindar, y gestionar diferentes patrocinios a través de entidades financieras y embajadas: esto no se ve sencillo, pero es lo que queremos acometer”.

Asimismo, sobre las donaciones de libros, algunas figuras como Alfredo Chacón, entre otros, donaron ediciones de sus bibliotecas personales. A propósito de ello preguntamos a Chacón las líneas temáticas de su biblioteca:

“Doy por supuesto que la pregunta se refiere solamente a la biblioteca de poesía. Pues bien, las distintas secciones de la mía incluyen: teoría e historia de la poesía en general; obras, estudios y antologías de la poesía y los poetas de las grandes civilizaciones antiguas, de las Américas precolombinas, modernas y contemporáneas; y de los países de los cinco continentes, Venezuela destacadamente entre ellos.

Dentro de este universo de textos, contextos y pretextos las instancias que siento más mías, y ante las cuales me considero más libremente responsable, son aquellas en que la imaginación creadora no desatiende sus derechos, sino más bien se niega a ser débil o servil ante las presiones y coacciones del subjetivismo, el tradicionalismo, el doctrinarismo o la moda: esas apabullantes desviaciones de su esencialidad humana”.

Y en cuanto a la iniciativa de este espacio cultural en la Venezuela de este momento histórico, Jacqueline Goldberg y Alfredo Chacón hacen los siguientes planteamientos:

Jacqueline Goldberg: “Publicar libros de poesía es una acto de resistencia. Los tiempos, los tiranos y el dolor, pasan. Quiero creer en eso. Los libros y todo lo que hagamos en busca de serenidad, belleza y trascendencia, es lo que perdurará como testimonio y vida. La Poeteca, todas su actividades y ediciones buscan ofrecer refugio para el alma, el necesario recogimiento, silencio y reflexión”.

Alfredo Chacón: “La iniciativa de La Poeteca la veo magnífica, por supuesto; pero eso no es lo más significativo en tal calificación, siendo yo un doble beneficiario, como lector y autor, de los servicios que está llamada a prestar. Lo más relevante es que el surgimiento de La Poeteca confirma y afianza un fenómeno bastante llamativo de la vida venezolana actual: el de las pujantes iniciativas editoriales y promocionales en pro del encuentro de la poesía con personas que quieren contar con ella en la mayor cercanía posible. Me refiero, por supuesto, al hecho de que en la situación de desastre nacional en que nos encontramos no solamente han surgido semejantes iniciativas, sino que ellas están contando con la solidaridad y el respaldo de un público realmente interesado, conmovedoramente fiel.

La Poeteca viene a robustecer esta experiencia, al consolidar el enorme respaldo que han de significar la biblioteca de poesía recién inaugurada, la difusión de obras poéticas a través de ediciones bibliográficas y presencia en las redes sociales, y la animación del conocimiento estético, histórico y crítico de las obras de poesía mediante los cursos, talleres y ciclos de conferencias que figuran en sus planes”.

De igual modo, uno de los aspectos de mayor relevancia en cuanto a La Poeteca son las publicaciones en camino de títulos de poesía. Sobre el marco de la línea editorial, Jacqueline Goldberg manifiesta:

“Publicaremos poesía a través de distintas colecciones. Este primer año vamos con poemarios de muy jóvenes escritores. Cuatro, de autores que publican por vez primera un libro: Andrea Crespo, Julieta Arella, Yeiber Román y José Manuel López. Y uno de Valenthina Fuentes, ganadora de la Bienal Internacional de Literatura Eugenio Montejo.

Con estos libros queremos que jóvenes escritores vivan a cabalidad lo que significa el proceso editorial. Todos los libros pasaron por un comité editorial y los libros seleccionados están siendo revisados junto a cada autor en un proceso de acompañamiento que busca manuscritos limpios y reflexionados. Los autores firmarán un contrato como en cualquier editorial del mundo y recibirán su contraprestación por el mismo. Igualmente, se plantea que los autores puedan revisar las maquetas de sus libros, ir con nosotros a imprenta y vivir todo el proceso de promoción y difusión de su libro.

El comité editorial está conformado por Eleonora Requena, Ricardo Ramírez Requena, María Teresa Ogliastri, Miguel Marcotrigiano y yo en la coordinación. Los libros están siendo diseñados por Waleska Belisario y cuentan con la corrección ortotipográfica de Graciela Yáñez Vicentini”.

Uno de los aspectos llamativos de este período histórico son las tendencias que han ido apareciendo en la lírica venezolana. Muy interesantes resultan las opiniones de Alfredo Chacón y Jacqueline Goldberg al respecto:

Alfredo Chacón: “Durante el presente decenio la poesía venezolana no solamente ha mantenido el dinamismo de las sucesiones generacionales que la caracterizó en el siglo pasado. Además, me parece que en las mejores de sus manifestaciones dadas a leer, o a escuchar, se pueden percibir tres rasgos que para mí son dignos de leal atención: que las fuentes poéticas aportadas por las tendencias y autores que desde el presente se perciben como ya cumplidos, se tiende a tomarlos más como posibles o efectivos desafíos a las propias experiencias de lectura y de pensamiento que como modelos a seguir o a imitar pasivamente; que han aparecido algunas contadas manifestaciones de alejamiento con respecto a las matrices de raigambre neo-romántica que a lo largo del siglo pasado predominaron en la poesía hispanoamericana, a la vez que de acercamiento al espíritu de ruptura encarnado en lo más creativo de la obra de autores como Vicente Huidobro, César Vallejo y José Lezama Lima; y finalmente, que las crueldades ejercidas por el poder envilecedor desde el suelo hasta el aire de nuestro vivir colectivo, están recibiendo respuestas más ligadas a la referida experiencia propia que a las doctrinas ‘realistas’ o ‘sociales’ surgidas en otros no muy lejanos tiempos”.

Jacqueline Goldberg: “A través de los libros recibidos percibimos un trabajo muy serio, maduro, sólido. Los jóvenes de hoy no son los mismos de hace dos décadas. Su trabajo en muchos casos es reposado y muy reflexivo. El país, el dolor, los exilios, la orfandad son temas predominantes. Hay mucha atención sobre la forma del poema, lo cual no siempre significa que esté lograda, pero está claro que importan los espacios en la página, que la página no es un mero soporte”.

Finalmente, quedaría abierta la pregunta de por qué perseverar en la poesía, en torno a lo cual Alfredo Chacón sentencia:

“Porque la poesía es una de las más legítimas y apasionantes de todas las pasiones; y porque su modo de apasionar a las vidas que la tienen como tal supone la más vivaz responsabilidad que se puede tener con uno mismo, con el lenguaje, con los demás y con todo lo demás”.

_____________________________________________________________________________

Entre las próximas actividades anunciadas para celebrarse en este nuevo espacio dedicado a la poesía se encuentra Alfabeto del mundo: Homenaje a Eugenio Montejo, a raíz de los diez años de su muerte, que se cumplieron el pasado 5 de junio. El evento, propiciado por Ricardo Ramírez Requena y Graciela Yáñez Vicentini, contará con sus lecturas y las de los poetas Hernán Zamora, Gabriela Kizer y Alejandro Sebastiani Verlezza. La cita es para este sábado 23 de junio, a las 3:30 pm, en los espacios de La Poeteca, ubicada en la avenida Orinoco de Las Mercedes, Torre Uno, nivel sótano (sector Espacios Duales).

*

Para más información sobre La Poeteca y sus actividades:

@lapoeteca (Instagram)

@poeteca1 (Twitter)

[email protected] (e-mail)