La ejecución | Vasco Szinetar©

Por NELSON RIVERA

Se recuerdan aquí crímenes de lesa humanidad. Torturas y violencia atroz sobre víctimas indefensas

 

Crímenes de lesa humanidad. Bestiales, sistemáticos y desproporcionados

 

El dolor corporal como política de Estado

 

La humillación, la degradación, la negación de la condición humana

 

El dolor corporal como práctica planificada, sistemática, extendida y recurrente: el Estado torturador

 

Henos aquí enfrentados a la peor y más infame realidad: la vida bajo el dictado del Estado torturador

 

Detenciones arbitrarias. Desapariciones forzadas. Torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes. Ejecuciones extrajudiciales

 

Víctimas de cadenas de mando y patrones de conducta

 

Entonces fueron al Helicoide y les dijeron que allí no

Entonces fueron a la sede de Plaza Venezuela y les dijeron que allí no

Entonces fueron a la sede Boleíta y les dijeron que allí no

Entonces fueron a Ramo Verde y les dijeron que no

Entonces recorrieron varios centros de detención y les dijeron que no. En todas partes no

 

El pan nuestro | Vasco Szinetar©

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

30 metros es la distancia promedio que separa un décimo piso del pavimento. 30 metros

 

El 8 octubre de 2018 Fernando Albán cayó desde el piso 10 de la sede del SEBIN de Plaza Venezuela. 30 metros. Aproximadamente

 

Versión oficial 1: Se suicidó. Se lanzó desde el baño

Versión oficial 2: Desde la sala de espera

Versión oficial 3: Aquí nunca se ha dicho que se lanzó del baño

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Traumatismo craneoencefálico severo. Shock hipovolémico secundario. Traumatismo toraco abdominal pélvico por caída de altura

 

Sus abogados: privación ilegítima de libertad; desaparición forzada; encubrimiento de desaparición forzada; torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes; homicidio calificado (ejecución extrajudicial); encubrimiento de todos los delitos anteriores; y asociación para delinquir

 

A las 7 pm. del 28 de junio de 2019

Fue llevado  al hospital militar

Dice el reporte del DGCIM

 

Traumatismo en el tórax, nariz, dedos y tobillos, deshidratación moderada y una infección en la piel

Resumió: “Condiciones estables”

Esa noche fue llevado al tribunal militar

En silla de ruedas

Pidió ayuda

No podía hablar

No podía mover la manos ni las piernas

Sangraba

Estaba descalzo

El abogado le preguntó si había sido torturado

Entonces asintió moviendo la cabeza

Entonces el juez ordenó el traslado inmediato al hospital

Dice el DGCIM que murió en el trayecto

Dice el informe forense

38 heridas

Tabique nasal roto

Abrasiones en los hombros, los codos, las rodillas

Moretones en todo el cuerpo

Fractura en un pie

Quemaduras en sus pies y muñecas

Capitán Rafael Acosta Arévalo

Torturado por funcionarios del DGCIM hasta la muerte

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

“Fue recluido en el Centro Penitenciario Yare III, ubicado en la población del mismo nombre, en el estado Miranda en una celda de 18 metros cuadrados con 7 presos comunes. Durante 10 meses durmió en el piso de cemento en su celda, permaneciendo las 24 horas del día sometido a la luz blanca artificial y amenazas verbales continuas que solo le permitían dormir pocas horas, sin salir al sol, y en muy precarias condiciones de encarcelamiento y aislamiento. La única visita que recibió fue la de su esposa y abogado, quien podía verlo solo una vez por semana durante 10 minutos”

 

El calvario de tres hombres. Tres prójimos. Tres hombres en manos del DGCIM

 

Los desnudaron, les vendaron los ojos y pusieron capuchas

Los golpearon con una tabla y con un duro objeto cilíndrico

Los asfixiaron con bolsas plásticas

Les dieron choques eléctricos

Los sacaron a un patio y los colgaron a un árbol durante horas

Les interrogaron e insultaron

Los condujeron a una región montañosa

Los obligaron a caminar durante horas: vendados, desnudos y descalzos

Luego los trasladaron a otra zona

Los rociaron con una sustancia aceitosa

Los acercaron a una fogata

Les dijeron que los quemarían

Los funcionarios, machetes en mano, dijeron que los desmembrarían

Los sometieron al hambre durante días

Rotas las muñecas por las esposas

Drogados. Ausentes del espacio y del tiempo

 

Torturar hasta la muerte

Torturar y lanzar desde un décimo piso

Torturar siempre

Torturar: transcurrir y horizonte del Estado torturador

 

Por ejemplo, dar la teta: “Oficiales femeninos y masculinos de la DGCIM sometieron a las personas entrevistadas a desnudez forzada, incluso durante días. Los custodios masculinos amenazaron con violar a los detenidos con palos y bates. Se administraron descargas y golpes, incluso en los testículos. Los oficiales de la DGCIM sometieron a los detenidos a una práctica que llamaron ‘dar la teta’, durante la cual golpeaban a los detenidos con un bastón, con la palabra ‘teta’ escrita sobre el bastón. Las parientes femeninas llevadas a casas clandestinas eran agredidas sexualmente y torturadas y/o torturadas con asfixia, golpes y descargas eléctricas”

 

A 30 metros del pavimento

 

Por ejemplo, batear: “Un funcionario del SEBIN prefería golpear a los detenidos con un bate marcado con números. Le arrojaba el bate al detenido, y donde quiera que las manos del detenido atrapaban el bate, lo golpeaban ese número de veces, generalmente en la cabeza, los glúteos y el torso. Si el detenido se resistía, el funcionario le golpeaba en la cara, los ojos y los genitales”

 

Christopher Figuera: la tortura tenía el estatuto de política y comportamiento cultural

Recibí órdenes directas de Maduro para colocar armas en la vivienda de Roberto Marrero

Maduro decide a quiénes se tortura, quiénes permanecen detenidos y a quiénes se libera

 

Estatuto de política y comportamiento cultural

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Crímenes de lesa humanidad: que no prescriban en los tribunales, ni en nuestra memoria

 

El 3 de noviembre de 2017 el Tribunal estableció un nuevo modo de existir, de andar por el mundo: estado permanente de flagrancia

 

Equivale a decir: se delinque a toda hora y lugar. Se delinque al respirar. Al existir.

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

La tumba está a 15 metros bajo tierra. Celdas de 2 x 3 metros cuadrados. Sin ventilación natural. Lecho de cemento. Luz artificial brillante durante 24 horas al día. Paredes pintadas de blanco. Aire acondicionado a las más bajas temperaturas

 

El décimo piso está a unos 30 metros

 

Rafael Acosta Arévalo desapareció el 21 de junio de 2019

Dijeron no. Y no. Y no

La fecha oficial de detención reportada fue el 26 de junio de 2019

 

Por ejemplo:

Crucifixión: brazos extendidos y esposados a tubos o a rejas

Pulpo: cinturón de metal con cadenas para inmovilizar las muñecas y los tobillos

Asfixia con bolsas plásticas

Asfixia con sustancias químicas

Asfixia con baldes de agua

Golpes: palos, tubos, bates

Descargas eléctricas en los genitales y en otras partes del cuerpo

Amenazas de muerte

Amenazas de violación contra la víctima y sus familiares

Desnudez forzada, en habitaciones a baja temperatura

Asistir a la tortura de otros

 

Calientan la mente y el cuerpo. Hombres y mujeres del SEBIN. Beben y se drogan. Entonces profieren amenazas de muerte y violación, mientras apuntan con sus armas

 

Lorent Saleh: El aislamiento es tan fuerte que llegas a dudar si estás vivo

Llegaba a golpearme para sentir dolor. El dolor es una afirmación de que estás vivo

 

Ratas, cucarachas de tamaño exorbitante, hacinamiento, aguas putrefactas, plomería inservible. Mercado negro de bienes básicos. Guardias que se apropian del agua y los alimentos que los familiares llevan a sus presos

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Son tantos los presos hacinados en El guarimbero, que establecen turnos para dormir en el suelo

 

Toponimia de las celdas: Preventivo I, El tigrito, Bañito, El guarimbero

 

En La escalera mantenían detenidos a 4 menores de edad

 

En El tigrito es frecuente el uso del pulpo

 

En Bañito no hay ni lavabo ni taza de baño. Solo tuberías rotas. Pero eso no importa a los funcionarios que entran a orinar y defecar, delante de los detenidos

 

Menstruación sin agua. Sin baños. Sin nada

 

Entonces arrojaron orina y excrementos a la celda

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Entonces les obligaron a comer heces

Entonces les obligaron a comer del suelo

“Una mujer detenida fue golpeada a pesar de haber dicho que estaba embarazada; más tarde sufrió un aborto”

 

A 30 metros del pavimento. A 15 metros bajo tierra

 

“Médicos del SENAMEF obligaban a los detenidos a firmar documentos en los que se declaraba que estaban en buenas condiciones físicas”

 

Un Estado el que tortura: policías, militares, médicos, alguaciles, fiscales, jueces, funcionarios, miembros del alto poder. No son excepcionales. Una enorme trama. Aceitada. Eficaz. En todo el territorio

 

El cuarto de los locos. El ascensor. El submarino. Celdas de castigo del DGCIM

 

Aguas negras. Excrementos. Olores sempiternos. Lo nauseabundo

 

“Fue obligado a grabar un video incriminatorio señalando a jóvenes de la zona como líderes de la ‘Resistencia’ y a admitir que le habían pagado 100.000 bolívares para participar en la manifestación. Cada vez que por error decía algo distinto de lo que querían que dijera, detenían la cámara, lo golpeaban y comenzaban a grabar de nuevo. Una vez que terminaron, los hombres le ataron los tobillos y las muñecas juntos por detrás y lo dejaron en una habitación con un guardia. Se sintió mareado a causa de los golpes en la cabeza. En otro lugar al que fue llevado, lo metieron en una sala donde varios agentes lo sentaron en el suelo y le dieron patadas en el estómago. Otros cuatro agentes, esta vez con pasamontañas que ocultaban sus rostros, lo llevaron a otra celda, y allí lo esposaron a una silla y volvieron a golpearlo. Lo obligaron a filmar otro video”

 

Orinar y defecar en una lata. Rogar que no caiga afuera

 

Ramo Verde. El Helicoide. Boleíta. Red de centros clandestinos. El Estado torturador

 

“Las visitantes femeninas de Ramo Verde dijeron a la Misión que debían quitarse toda la ropa, incluida la ropa interior, para ser registradas antes de las visitas. Debían ponerse en cuclillas, agacharse o saltar desnudas, incluso si estás menstruando. En al menos un caso, un miembro de la familia dijo que el registro fue filmado. Aunque estos registros los realizaban generalmente guardias del mismo sexo, se informó a la Misión de que en una ocasión los guardias masculino intentaron realizar el registro. Cuando las mujeres de la familia se resistieron, se les negó la visita durante los cuatro meses siguientes. En un caso, un detenido pidió  a su madre que dejara de visitarlo, debido al carácter humillante de los registros”

 

Sin procedimientos

Sin orden de arresto

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Acusaciones falsas. Pruebas manipuladas. Testimonios inexistentes

Ordena el supervisor al investigador: anota ahí que hubo una investigación

DGCIM y SEBIN no conducen a los detenidos a los tribunales

El Ministerio Público tampoco cumple los plazos

Ni el Código Procesal Penal

Aplazan las audiencias

Detenidos cuya prisión preventiva se ha prolongado por más de dos años

Abogados: ni reunirse con sus defendidos, ni revisar el expediente, ni ejercer el derecho a la defensa

Civiles conducidos a tribunales militares

Mismos fiscales, mismos jueces

 

Traición a la patria. Terrorismo. Homicidio intencional calificado frustrado. Intento de matar al presidente. Al alto mando militar. Agavillamiento. Conspiración. Tenencia de armas ilícitas. Odio. Instigación pública. Detonación de objetos incendiarios. Ocultación de armas de guerra y explosivos. Blanqueo de dinero. Usurpación de funciones. Revelación indebida de data. Espionaje informático. Intimidación pública. Ultraje contra un funcionario público. Ultraje violento. Interferencia en la seguridad operacional. Revelación de secretos de Estado. Espionaje informático. Instigación a la rebelión militar. Motín. Delitos contra el decoro militar

 

Sin orden de allanamiento

Sin orden de detención

Sin orden de inspección

Sin explicación

 

Paradero desconocido

El paradero sigue siendo desconocido

No está bajo nuestra custodia

No sabemos dónde está

No

 

“A todos los pusieron en cuclillas por más de 8 horas, esposados con las manos atrás, mientras recibían golpes con botellas de agua congelada. A 8 de ellos los privaron de ir al baño. A las 24 horas de detenidos les llevaron un médico que los revisó superficialmente, y querían que les firmaran una declaración donde decía que solo habían recibido ‘unos golpecitos’. Varias víctimas presentaron ruptura en el cráneo por los golpes. Uno tenía una herida de perdigón en la pierna y no recibió atención médica”

 

Durmió sobre una toalla, en el suelo, durante casi tres semanas

 

Entonces el jefe le dice “prostituta”

Entonces los oficiales alrededor ríen

Entonces el jefe repite la escena

Entonces los funcionarios vuelven a reír

 

Se aplazó la audiencia preliminar

Se suspendió

No hay transporte

Se canceló

El juez no va hoy

Órdenes de arriba

5, 10, 15, 20 veces

Órdenes

 

El juez ordena la liberación. El SEBIN no obedece

“Nosotros somos como un tribunal paralelo, y las boletas que salen por el tribunal tienen que llegar primero a Plaza Venezuela y allí se tiene que decidir si se liberan o no”.

 

Cabello: “Va a llevar más palo que un gato ladrón”.

 

“Recibieron tiros de perdigón a quema ropa para causar daño y múltiples golpes con cascos, puntapiés y culata de las armas en la cabeza, costillas, zona lumbar. Estuvieron incomunicados. Fueron forzados en posición de cuclillas por varias horas, con la cabeza entre las piernas y en esta posición, recibían golpes en el cuello con la culata de la escopeta, muy fuertes y dolorosos. Sufrieron torturas sexuales como desnudamiento y amenazas de violación. Recibieron descargas eléctricas. Sufrieron torturas psicológicas de amenazas de muerte, de trasladarlos a penales con presos de alta peligrosidad para que los violaran. Fueron obligados a cantar consignas a favor del presidente, porque si no, los golpeaban. Estuvieron sin agua ni alimentos mientras permanecían detenidos”

 

Maduro: “Cuando te tocan tun-tun no te pongas a llorar por las redes sociales”.

 

“Le sumergieron la cabeza en pipotes de agua hasta casi ahogarlo en múltiples oportunidades. Sufrió torturas psicológicas como amenazas contra su vida y la de su familia si declaraba que había sido torturado y le decían mientras lo torturaban que habían allanado la casa, y que mientras violaban a sus hermanas, habían matado a su padre por tratar de interferir”

 

Entonces lo torturaron hasta matarlo

Entonces lo lanzaron al vacío

 

Entonces le vendaron los ojos

Le administraron descargas eléctricas en brazos y tobillos

Amenazaron con violarla analmente

Le dijeron perra, traidora, coño de tu madre

 

Entonces le dio una patada y le puso una pistola en el cuello

 

Robaron las computadoras, los teléfonos móviles

Rompieron los muebles

 

Lo golpearon varios funcionarios del SEBIN por la espalda

Lo abofetearon. Maldito maricón

Vamos a traer a El Negro para que te viole

Le pusieron una pistola en la boca

 

La pistola en la boca, en los ojos, en el cuello, entre los pechos

 

Menores de edad presos

 

Ebrios, drogados: Los vamos a matar, malditos mariquitas

 

Entonces violan

 

“En el momento de la detención, fue golpeado brutalmente con cascos, palos y múltiples puntapiés. Lo pisaban mientras lo tenían contra el piso, y le saltaban encima y la paliza continuaba. Recibió torturas psicológicas constantes, siendo amenazado de muerte en varias oportunidades. Utilizaron perros para amedrentarlo. Fue objeto de tortura sexual, siendo violado por el ano con un objeto contundente”

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

La tortura arroja un color: el de la sangre y el sudor mezclados

 

“Golpes contundentes con la culata de las armas y cascos en la cabeza y otras partes del cuerpo, patadas, le reventaron los lentes en la cara con la culata del arma, le saltaban encima, lo atropellaron pasándole la moto por encima de las piernas, insultos y amenazas continuas, intimidación con perros de la policía a quien le daban orden de “matarlo”, torturas sexuales como amenazas de violación, lúe arrodillado por más de 5 horas. Presentó fractura craneal con daños en el tímpano izquierdo y pérdida del líquido cefalorraquídeo”

 

Una sed cada vez más cruenta. Y solo agua en la taza del baño

 

Un vaso con aguas residuales y malolientes. Entonces llegó la funcionaria —ebria, quizás drogada— y obligó al detenido a beberla

 

“Fuertes golpes e intentos de asfixia mecánica. La apuntaron con un arma en la cabeza en dos oportunidades y le decían que la iban a matar. Le echaron vinagre en la cara, golpes contundentes y puntapiés, ambas fueron vendadas y esposadas por más de 12 horas. Fueron objeto de torturas sexuales de desnudamiento forzado y amenazas de violación. A Gloria le arrancaron la camisa, le aplicaron múltiples descargas eléctricas en las uñas, las muñecas, los senos y la vagina mientras sus pies estaban en un envase de agua. Les sacaron fotos y las expusieron en redes sociales dando sus nombres y dirección de domicilio. Fueron objeto de torturas psicológicas durante toda su permanencia en el comando, recibieron múltiples amenazas de muerte y fueron obligadas a ver como torturaban a los otros detenidos”

 

Entonces golpean

Y vuelven a golpear

Y vuelven

Y así

 

Hasta cumplir con la misión del Estado torturador

 

“La práctica más común consistía en colgar a las mujeres de las manos, vendarles los ojos y golpearlas por todo el cuerpo, mientras las llamaban perras y otros insultos. Otras recibían choques eléctricos”

 

“Recibió reiterados y violentos Golpes y puntapiés en la cara y en el cuerpo, cachazos en la frente, sufrió torturas sexuales de amenazas de violación y actos lascivos, fue amenazado con quemarlo, fue esposado de la mano izquierda a nivel del piso en un barrote, siendo obligado a permanecer doblado y pegado a la pared, y pasó en posición inhumana toda la noche”

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Cabello: Viene la justicia y viene con todo

 

Cámara, ropa sucia y excrementos

Maduro: “Se puso nervioso”

Cabello: “Cada quien expresa su nerviosismo de manera en que su cuerpo le diga”

 

“Fue objeto de torturas sexuales de desnudamiento y fue quemado en distintas partes del cuerpo incluyendo los glúteos con un destornillador caliente. Ha sido objeto de constantes acciones de intimidación y amenazas contra él y su familia”

Tras el derribo de la puerta, 30 hombres armados irrumpieron en el apartamento

Entonces el hombre gritó: “Sembraron dos rifles y una granada en mi casa”

Dice Christopher Figuera que recibió la orden, directamente de Maduro, de sembrar las armas que le había proporcionado Iván Hernández Dala, Director del DGCIM

Entonces dijeron: formaba parte de una célula terrorista

 

Golpean. Golpean. Golpean. No paran. Continúan golpeando

 

“Durante el interrogatorio, funcionarios del SEBIN lo golpearon con palos o bates envueltos en plástico o tela, que no dejaron marcas. Le colocaron una bolsa en la cabeza y le rociaron insecticida, asfixiándolo. También le suministraron descargas eléctricas. La paliza le produjo una herida en las costillas”.

 

Dormía sobre una mesa de metal. Dormía en el suelo. Dormía en el peldaño de una escalera.

 

“Fue encerrado en una habitación de 2 x 2 metros e interrogado mientras estaba esposado, con los ojos vendados y encapuchado. Cuatro oficiales de la DGCIM lo golpearon con palos y lo asfixiaron con una bolsa plástica llena de gas lacrimógeno. No le dieron comida y no tuvo acceso al baño”.

 

La tortura arroja un color del encuentro entre la sangre y el sudor

Entonces fue examinado y el médico dijo que no tenía nada

 

La tortura, a veces, se torna invisible. Tiene formas —hematomas, cortes, moretones, abultamientos, manchas color tortura, ropa desgarrada, cuerpos al borde del desfallecimiento— que los médicos, los fiscales y los jueces del régimen no ven

 

“A él y otros detenidos los pisaron, les brincaban encima con las botas militares. Fueron sometidos a privación del sueño, levantándolos en la madrugada con baldes de agua fría, los sacaron a mojarse bajo la lluvia en el patio dejándoles por varias horas. Fueron privados de suministro de agua potable por 24 horas y de alimentos en varias oportunidades. Fueron objeto de torturas sexuales de desnudamiento, durante 4 días, y mientras estuvieron así, los cubrían con una colcha para darle continuas golpizas. Utilizaron bombas lacrimógenas para asfixiarlos en su celda en varias oportunidades, y los dos detenidos eran asmáticos. Estos gases tóxicos les provocaban desmayos”

 

Dormía con sus propios excrementos

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Entonces fue golpeado una y otra vez

Entonces fue asfixiado una y otra vez

Entonces escuchó amenazas contra su familia una y otra vez

Entonces no pudo mantenerse erguido: tenía las costillas rotas

 

Ha intentado suicidarse en dos ocasiones. No más. No puedo más

 

Entonces los del DGCIM le dijeron: mataremos a tu familia

 

Entonces se llevaron a su esposa y a su hijo. Los esposaron y los encapucharon. Se llevaron sus pertenencias

 

Cuando el DGCIM lo llevó al SEBIN estaba torturado y orinaba sangre. Allá dijeron, no lo recibiremos aquí. Entonces surgió la frase mágica: es una orden de mi comandante

 

“Recibió fuertes y violentos golpes y patadas en todo su cuerpo, en especial, en la cara y en su abdomen y partes bajas que provocaron el desprendimiento de un ovario, lo que le ocasionó terribles dolores mientras estuvo detenida. Fue rociada con cloro y gasolina y amenazada con prenderle fuego. La escupieron mientras la golpeaban. Fue trasladada al Hospital después de su presentación en Tribunales para ser operada por la lesión sufrida, permaneciendo esposada a la cama del hospital Central de San Cristóbal y custodiada por uno de los oficiales que participaron en la golpiza que recibió. Recibió amenazas de muerte”

 

Orden de mi comandante

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Entonces los funcionarios del DGCIM intentaron coaccionarlo

Le dijeron graba un video y acusa

El sargento dijo no

Entonces lo desnudaron, le vendaron los ojos y los aislaron en un cuarto oscuro

Lo colgaron del techo con las esposas durante dos días

Lo golpearon con un bate

Le patearon los testículos

Lo asfixiaron con una bolsa

Lo electrocutaron aquí, allá, detrás de las orejas, en los testículos

Cuando se desmayó le lanzaron agua fría

Y lo volvieron a electrocutar

Defecó

Entonces fue obligado a comer sus heces

Entonces intentaron violarlo con el palo de un pico

Quería morir. Llegar hasta el baño, encontrar un botella de cloro y beberla. Beberla toda. Y morir

 

Entonces los del DGCIM allanaron la vivienda del hombre

Robaron todo lo que encontraron

También el coche del bebé y la ropa de los niños

 

Entonces lo llevaron al tribunal: su ropa manchada olía a vómitos y excrementos

El defensor público, nada

El fiscal, nada

El juez, nada

Los vómitos y los excrementos de los torturados no huelen en los tribunales del régimen

 

“Una vez en la sede del CICPC fue golpeada salvajemente, envuelta en una colchoneta para no dejar huellas. Fue objeto de torturas sexuales y continuas torturas psicológicas. Le pegaron con tablas, patadas, cascos y le dieron con un martillo en los dedos de los pies. Recibió descargas eléctricas en los senos. Le arrancaron el cabello. Recibió intentos de asfixia con bolsas plásticas hasta hacerla desfallecer. Accionaron un percutor o taladro cerca de su oído y la amenazaron con lanzarla al río Guaire (en Caracas)”

 

Llevaban pasamontañas con imágenes de calaveras

Se llevaron los móviles y las computadoras

Se llevaron los vehículos

Abrieron unas maletas y metieron ropas, perfumes, zapatos, electrodomésticos y equipos de cocina

Y se las llevaron

También a la esposa y al hijo

A una casa clandestina

El interrogador le tiró del cabello

Le arrancaron una corona dental

Le aplicaron choques eléctricos en las costillas, las piernas, el pecho, la espalda

Volvieron a la casa y volvieron a robar

 

Metieron a las dos mujeres en un pequeño baño

Les dijo: si intentan algo les cortaré la cara

A una le acercó el cuchillo a la mejilla. Respiraba sobre su piel. Le tocó el pelo, la boca, la cara y los pechos

Y el cuchillo seguía allí

 

Las dejaron tiradas en el piso

A las 2 de la madrugada llegaron dos funcionarios, un hombre y una mujer

Llegaron para patearlas. En las costillas

 

“Fuertes golpes y patadas en el momento de su detención que le ocasionaron una lesión sangrante en el ojo y un gran hematoma en el 40% de su rostro, provocando pérdida del conocimiento y fractura de su brazo izquierdo. Objeto de tortura sexual de desnudamiento permaneciendo desnuda por 50 días, encerrada en una celda 2×3 metros con o 8 mujeres más, sin acceso a la luz solar ni a la ventilación natural, sufriendo vómitos y sangramientos por los golpes recibidos. Recibió alimentos descompuestos y con gusanos. Fue víctima de actos lascivos y requisas en la madrugada vejatorias”

 

Entonces la madre escuchó mientras torturaban a su hijo

 

Los del DGCIM subían el volumen de la música, de la licuadora, del televisor y de los videojuegos

Pero los gritos atravesaban todos los sonidos

 

Entonces le vino la menstruación

Le dijeron: terminarás desnuda y bañada en sangre

La llevaron al baño en presencia de dos oficiales

 

La obligaron a firmar un documento que decía que sus derechos habían sido respetados

 

Volvieron

Otra vez

A robar y tirarlo todo

 

Bañadas con heces fecales

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

Asfixiados con bolsas de plástico

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando

 

“Fue brutalmente golpeado con su propio violín, con los cascos y rolos de los policías en el rostro, cráneo, cuello, y en el oído derecho, que le produjo hemorragia interna, que lo mantuvo un tiempo sin poder escuchar por ese oído. Lo introdujeron en una tanqueta junto con otras personas, le ataron las manos con los cordones de sus zapatos, lo encapucharon y lo arrodillaron para seguirlo golpeando. Le partieron el labio superior de la boca causándole ruptura y un gran hematoma. Le quemaron el cabello y los vellos de las piernas con un yesquero. Fue objeto de torturas psicológicas reiteradas y violentas. Le negaron alimentos, teniendo que alimentarse con las sobras de las demás comidas de los presos”

 

Los presentaron en el tribunal: rostros hinchados, manos y muñecas moradas, las costillas reventadas, la nariz rota. Entonces se ordenó detenerlos

 

Una olla para beber, lavarse y limpiar su ropa. Un hombre y una olla. Aislado. Incomunicado. Ratas y cucarachas

 

Luz blanca. Paredes blancas. Día y noche. Hasta el final de los tiempos

 

Por instrucciones del Número Uno

Por mandato del Estado torturador

Por sumisión a la cadena de mando


*Esta crónica, construida de acuerdo al modelo creado por David Markson, se fundamenta en dos documentos: Conclusiones detalladas de la Misión internacional independiente de determinación de los hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela, publicado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el 15 de septiembre de 2020; y el Informe de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos y del Panel de Expertos internacionales independientes ante la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela, publicado el 29 de mayo de 2018. Ambos son, probablemente, dos de los más importantes documentos sobre la tortura y las brutales y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos a ciudadanos venezolanos por parte del Estado torturador.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo