La candidata opositora a al Gobernación de Delta Amacuro, Larissa González, escuchó denuncias sobre el estado de los distintos servicios públicos e infraestructura de la entidad. Entre las localidades que visitó están Tacoa, Guasina, Villa Rosa y Villa Bolivariana, que pertenecen a la parroquia José Vidal Marcano de Tucupita (capital del estado). 

Específicamente en la comunidad de Villa Rosa III pudo constatar el abandono en el cual se encuentra la planta de tratamiento de aguas negras. Vecinos de la comunidad explicaron que nunca ha funcionado y que todos los desechos son expulsados al caño directamente. Además, detallaron que la planta de bombeo, que tiene 10 años funcionando, debería trabajar con dos bombas y que en este momento lo hace con una sola.

“La gente de obras públicas y ambiente han venido y la pusieron a funcionar que cayera todo directamente al caño, porque si la ponían a andar se iba a colapsar”, denunció una vecina de la comunidad.

Los habitantes del sector señalaron que han introducido proyectos al gobierno central y regional, pero que nunca se ha materializado en acciones que puedan resolver el problema. La candidata de la Unidad expresó que a lo largo de todo el estado se evidencia esta falta de compromiso e irresponsabilidad con las obras públicas.

“Esta es la revolución que defiende la Gobernadora Lizeta, la candidata de Maduro y de la crisis, la candidata de un gobierno que no defiende ni atiende a las comunidades  y está ocasionando una gravísima contaminación ambiental”, dijo González.

Con información de Nota de Prensa