El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, fue detenido este domingo por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) cuando se dirigía a un cabildo abierto en el estado Vargas. Minutos despues, fue liberado.

Una vez que llegó al estado costero, señaló que la detención se trató de una orden espontánea y consideró que los funcionarios no sabían qué estaban haciendo, además, calificó la situación como un secuestro.

Comentó que durante los momentos de su detención los funcionarios intentaron colocarle unas esposas. «No lo permití porque soy el presidente de la Asamblea Nacional», aseveró.

Por otro lado, Guaidó aprovechó la oportunidad del cabildo abierto para enviar un mensaje al Palacio de Miraflores. “El juego cambió, el pueblo va a seguir en la calle», dijo.

«Si querían enviar un mensaje para que nos escondiéramos aquí está la respuesta del pueblo, aquí estamos», agregó.

Añadió que el objetivo será lograr el cese de la usurpación del poder, la realización de un gobierno de transición y elecciones libres. La información de la detención fue dada a conocer por Fabiana Rosales, esposa de la máxima autoridad del Parlamento.