Un grupo de manifestantes cerró la avenida Libertador ante la negativa de los efectivos de seguridad de permitir el paso de la marcha de los abuelos hacia la Defensoría del Pueblo. 

La tranca mantuvo cerrado parcialmente por al menos una hora el tránsito de vehículos en ambos sentidos. En el sitio los manifestantes se apostaron en el suelo de la arteria vial con sus banderas y pancartas. La dirigente estudiantil Rafaela Requesens los acompañó.

Para hoy estaba previsto que las personas de la tercera edad marcharan en contra del gobierno de Nicolás Maduro, la falta de insumos y la crisis económica que atraviesa el país.

En Caracas, la movilización fue obstaculizada por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana  (PNB) en dos oportunidades: en la plaza Brión de Chacaíto y en la avenida Libertador, a la altura de Los Cedros. En varios oportunidades los efectivos han echado gas pimienta a los abuelos.