La última vez que el hombre fue a la Luna, diciembre de 1972

Esta ocasión no será la competencia entre estados como Estados Unidos versus la Unión Soviética para llegar a la Luna como en la Guerra Fría de los años cincuenta y sesenta. Esta oportunidad el sector privado es el que pondrá hombres -y mujeres- en la Luna, 50 años después.

La compañía que irá la Luna es SpaceX de Elon Musk, que ganó la licitación de la NASA (la administración norteamericana estatal para el espacio), para la construcción de un módulo de aterrizaje lunar para volver a llevar humanos a la superficie de la Luna en 2024. Todo dentro el nuevo esfuerzo para retornar a la Luna en el marco del programa Human Landing System de la NASA.

Tampoco voy a meterme, en esta columna, en teorías conspiranóicas que incluso involucran a alguna conocida película de Stanley Kubrick y el posible “no arribo” a la Luna.

Para todos fue Neil Armstrong y su huella las que estuvieron por vez primera en la Luna en 1969.

Luego de esa aventura habrían otras misiones y un total de 12 humanos que sí llegaron a la Luna.

Volvamos a 2021: el contrato otorgado por la NASA a la compañía de Musk es de 2.900 millones de dólares: para el módulo de aterrizaje lunar, con la obvia salvedad que irán humanos a la Luna una vez que el módulo pruebe su seguridad tanto en ensayos en la Tierra como en la propia Luna.

Ese contrato demuestra que la buena estrella de Elon Musk sigue creciendo: sus vehículos eléctricos, su ciudad-inteligente y ahora su programa de ir a la Luna, sin descartar su anhelo de llegar a Marte.

Sería una especie de “relanzamiento” del programa Apollo, que fue esfuerzo del 100% del gobierno nortamericano tanto en dinero cuanto en ingenieros y expertos, pero ahora es enteramente privado, con financiamiento estatal, lo que podría ser un paso decisivo a la promesa de Elon Musk de llevar humanos a Marte.

Es otro avance para la industria aeroespacial que venía sin mucha actividad desde diciembre de 1972 -un mes después de mi nacimiento- cuando los astronautas del Apolo 17 Eugene Cernan y Harrison Schmitt llegaron a la Luna, siendo la última vez que la humanidad estuvo en ella.

Motivos para volver a la Luna muchos: desde seguir explorando, recogiendo muestras y quizá -los objetivos más innovadores- empezar a crear una base humana permanente. La imaginación da para todo, el espacio en esta columna nos obliga a terminar aquí.

@BorisSGomezU

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo