1. Villa Arreaza, La Diamantina. Gio Ponti (Caracas Country Club, 1956-1994). Detalle

Hasta ahora, la mejor vacuna para prevenir el contagio

ha sido creada por arquitectos: la casa

Docomomo International¹

1. Repensar el hábitat

Hoy es necesario detenerse a repensar el hábitat. Aprovechar la pausa forzada a la que nos obliga la pandemia para convertir el presente en algo fértil, en un momento de reflexión para revisar la historia de la arquitectura moderna y reflexionar sobre la respuesta del parque arquitectónico contemporánea mundial y nacional a la crisis.

2. Casa Butantâ. Paulo Mendes da Rocha (Sao Paulo, 1964). Sección transversal

La vida en el confinamiento se ha convertido en un hito que cambiara sensiblemente el devenir del diseño de la vivienda de aquí en adelante, basado en la importancia de recuperar el significado profundo del habitar y en definitiva a la arquitectura como el arte de la construcción.

Este momento en que el mundo entero sufre los estragos de una nueva guerra, esta vez contra un enemigo invisible pero igualmente letal, que ha forzado a la humanidad a permanecer confinada dentro de sus viviendas y a abandonar los espacios públicos de las ciudades, vuelve la necesidad de reflexionar profundamente sobre el habitar, sobre cuánto se desvió el mundo construido de la necesidad tan patente en la mejor arquitectura moderna del siglo pasado de crear sensiblemente nuevos lugares públicos y privados, nuevas formas, ideas y diseños, nuevos espacios, nuevas soluciones, pensados para garantizar la salud física y mental del hombre.

3. Segunda Casa Vilanova Artigas. João Vilanova Artigas (Sao Paulo 1949)

Se hace necesario recapitular, hoy, cuando aun estamos atravesando la crisis de covid-19, y recordar los mejores momentos de la historia de la arquitectura moderna, cuando se produjeron casas, viviendas multifamiliares, espacios públicos y ciudades donde pudo crearse “un mundo nuevo para nosotros”.

2. Moradas + Miradas

En estos tiempos difíciles, la casa es más que nunca nuestro mundo comprimido. La casa es ahora nuestra ciudad. Tras haberse convertido en la principal fortaleza y refugio para la supervivencia del hombre, los temas de la casa moderna regresan, en una nueva e inesperada primavera, unidos a las aspiraciones de la arquitectura contemporánea, como medicina para el cuerpo y para el alma.

La casa moderna y sus epopeyas proyectuales, la casa moderna y sus poéticas, la casa moderna y su respuesta a la higiene, al clima, al lugar, al arte, a la técnica, a las formas de vivir, y hoy, a las exigencias del mundo pospandemia.

Así, la fundación Docomomo Venezuela en colaboración con Trasnocho Cultural organizó el ciclo de charlas online Moradas + Miradas: una nueva primavera para la casa moderna, el cual tenemos el placer de moderar junto con el arquitecto Frank Alcock. Desde el 11 de junio y durante un mes, cada jueves por la tarde, varios expertos internacionales en arquitectura comparten sus reflexiones sobre las casas modernas en sus ciudades que más les hablan a su corazón en estos momentos de la pandemia, preguntándoles por qué son tan especiales para ellos, qué modificarían en ellas de manera creativa y qué sería fundamental enfocar y mejorar en el diseño de ahora en adelante.

Teniendo muy presente que no toda construcción es arquitectura, y por ende, no toda casa es una verdadera morada, el arquitecto Jorge F. Rivas Pérez, curador Frederick & Jan Mayer y jefe del departamento de arte latinoamericano del Denver Art Museum y miembro fundador de Docomomo Venezuela, ofreció sus reflexiones sobre la Villa Arreaza, llamada La Diamantina, una de las cinco casas tropicales que Gio Ponti diseñó para Caracas y que se levantaba desde 1956 en el Caracas Country Club hasta su lamentable demolición en 1994.³

4. Casa de Cecil O’Gorman, Juan O’Gorman (Ciudad de México, 1930)

Seguidamente, el arquitecto Hugo Segawa, profesor de la FAU USP-Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de São Paulo, de Docomomo Brasil, presentó una trilogía de casas modernas del premiado arquitecto paulista Paulo Mendes da Rocha, seguido del arquitecto venezolano residente en Nueva York Carlos Brillembourg, de Docomomo Venezuela, quien habló sobre las residencias de los arquitectos Lina Bo Bardi y João Vilanova Artigas, la Casa de Vidrio (hoy sede del Instituto Lina Bo Bardi, Morumbí, 1951), de la segunda casa de Vilanova Artigas (Sao Paulo, 1949). Finalmente, la profesora Louise Noelle Gras, del Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM y presidente de Docomomo México, disertará sobre las dos casas personales de Juan O’Gorman, la Casa de Cecil O’Gorman de 1929 y la Casa O’Gorman de 1948, y el arquitecto dominicano Gustavo Luis More, editor de la revista Archivos de Arquitectura Antillana, nos presentará una poco conocida residencia en Ciudad Trujillo (Santo Domingo) de 1939, del maestro moderno dominicano Guillermo González.

Con este ciclo de charlas revisitando ocho magistrales casas modernas, Docomomo Venezuela apunta a reencontrar “el sentido propio del construir, es decir, el habitar”, para que no caiga en el olvido. Y de esta manera, cuidar la esencia simple del habitar, dándole “casa” a esa esencia.

5. Casa Schad, Guillermo González (Ciudad Trujillo, 1929)

Notas:

  1. Docomomo International: https://www.docomomo.com/
6. Moradas + Miradas. Ciclo de Charlas online (Docomomo Venezuela). Inscripciones: www.trasnochocultural.com)

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo